Hermes Chávez 
3 de julio de 2013 / 08:01 p.m.

Chiapas • Al fallecimiento de dos niños indígenas del municipio de San Juan Chamula, otras dos muertes se sumaron en las últimas horas por el consumo de hongos silvestres, informó la subdirectora de Epidemiología del Instituto de Salud de Chiapas, Leticia Jarquín Estada.

Jarquín precisó que fue a raíz de los decesos que la Secretaría de Salud de esta entidad federativa tomó medidas preventivas para evitar que en las comunidades indígenas continúen ingiriendo hongos venenosos.

La doctora informó que desde el pasado viernes se reportó que dos niños integrantes de una familia de la comunidad indígena de Jomalhó recolectaron hongos silvestres y los consumieron en el mismo lugar, sin informar a sus padres, quienes se percataron de la intoxicación cuando los niños presentaron cuadros de diarrea, vómito y dolor abdominal.

Aunque fueron trasladados al Hospital de las Culturas en San Cristóbal de las Casas, sin embargo, perdieron la vida los médicos no pudieron salvarles la vida.

Simultáneamente en Chicumtantic otra familia de siete miembros cosechó hongos en las inmediaciones de su vivienda, las prepararon como sopa y tras ingerirla debieron ser trasladados al Hospital Básico de Comunitario de San Juan Chamula, donde una menor pereció horas después.

Con la muerte de la niña suman tres defunciones. Pese a ello, el resto de la familia pidió el alta voluntaria. El padre de familia murió en el transcurso de la noche de este martes, a pesar de la presencia de una brigada médica que monitorea el estado de salud de los demás integrantes, quienes fueron reportados como estables.

En otra comunidad de San Juan Chamula otras tres personas, que al igual que en los casos anteriores recolectaron hongos en las cercanías de sus hogares para alimentarse, se encuentran hospitalizadas por la misma casa.

La subdirectora detalló que el saldo hasta el momento son 14 casos de envenenamiento, y cuatro defunciones, ante lo cual se montó un operativo en mercados públicos y comercio ambulante en San Cristóbal de las Casas para decomisar hongos, aunque no se han reportado casos por la venta de ese producto.