17 de septiembre de 2013 / 02:05 p.m.

México • Las lluvias provocadas por Ingrid y Manuel ocasionaron 14 muertos más, con lo que suman 45, además de dejar damnificados a 1.2 millones de personas en nueve entidades. Tan solo en Guerrero resultaron afectados alrededor de 238 mil habitantes y 40 mil turistas permanecen varados.

En el municipio de Altotonga, Veracruz, las lluvias provocaron el deslave de un cerro que sepultó viviendas y un autobús de pasajeros, dejando como saldo 12 muertos.

En Coahuila un menor falleció al derrumbarse el techo de su casa, mientras que en Michoacán una meno pereció ahogada.

En conferencia de prensa, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, informó que estas lluvias son históricas debido a que desde 1958 no se habían registrado dos fenómenos simultáneos en el Pacífico y el Golfo de México, los cuales impactaron en dos terceras partes de la República Mexicana.

Dijo que se instaló por primera vez un Comité Nacional de Emergencia en el Cenapred en coordinación con la Sedena, la Marina y la Policía Federal para atender diez de los estados afectados.

Destacó que en Guerrero se hizo una declaratoria extraordinaria de emergencia, porque su situación es “compleja y latente”, con afectaciones serias en 49 municipios, incluido Acapulco. Mientras que, Oaxaca, Veracruz, Michoacán, Chiapas, Tamaulipas, Jalisco, Colima, Nuevo León, Guanajuato e Hidalgo están en alerta.

Osorio Chong señaló que solo tres estados no resultaron afectados por Ingrid y Manuel.

Indicó que por instrucción del presidente Enrique Peña Nieto se ordenó a los secretarios de su gabinete acudir a los nueve estados más afectados para apoyar y colaborar en coordinación con las autoridades locales.

A su vez, David Korenfeld, titular de la Conagua, informó que con la llegada de Ingrid y Manuel, 21 presas se han desbordado en siete entidades.

De acuerdo con la dependencia, en México hay 4 mil 500 presas y 102 presas se encuentran en riesgo, de las cuales 13 se desbordaron por los efectos de Ingrid, mientras que Manuel ocasionó el desboramiento de otras ocho.

Korenfeld dijo que en las próximas horas analizarán los vertidos de agua en algunas presas del país para disminuir su capacidad.

Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Social, dijo que hay al menos 4 mil viviendas inundadas o afectadas en Acapulco y Puerto Marqués y 40 mil turistas varados.

En entrevista con Néstor Ojeda en MILENIO Televisión, la funcionaria dijo que hay dos grandes circunstancias: por un lado las personas de las colonias inundadas y por el otro los turistas varados, que no han podido regresar a sus casas por el cierre de las autopistas.

Robles dijo que han instalado 10 albergues en Acapulco. Hay helicópteros de la Policía Federal, de la Marina y de la Defensa para garantizar el abasto de los víveres.

En cuanto a los turistas dijo que este miércoles instalarán un puente aéreo para que regresen a sus destinos.

"La situación es crítica en Chilpancingo, en la Costa Chica y en la Costa Grande, hay un impacto importante es toda la entidad, además de que Acapulco está aislado", agregó.

La Autopista del Sol y la carretera federal se encuentran cerradas por deslaves y puentes colapsados.

La Secretaría de Comunicaciones trabaja para retirar los escombros y abrir algunos tramos que permitan la salida de algunos turistas.

El aeropuerto de Guerrero está cerrado por problemas eléctricos, pero la Comisión Federal de Electricidad ya trabaja para restablecer el servicio.

La Sedena ha desplegado 2 mil 29 efectivos, 30 refugios, 13 albergues, dos cocinas humanitarias, dos células de intendencia y cinco unidades de maquinaria pesada; la Marina envió mil 300 efectivos e instaló dos albergues, ha desalojado 2 mil 111 personas y la Policía Federal ha desplazado helicópteros.

La Cruz Roja recibe en las unidades de Polanco, en el Distrito Federal, Ciudad Victoria y Tampico, Tamaulipas, y en Acapulco, Guerrero, ayuda para los afectados.

Se ha restablecido por completo la telefonía celular, pero se mantienen las afectaciones en la red de datos.

GARANTIZA APOYOS

El presidente Enrique Peña Nieto garantizó los apoyos para los damnificados en Guerrero.

Durante su visita a Acapulco, uno de los municipios más dañados por las lluvias, el Presidente dijo que se buscará hacer llegar los apoyos directamente.

"La Sedesol irá casa por casa a los afectados", señaló.

Peña pidió paciencia a la población, debido a que las comunicaciones y los caminos están colapsados tras el impacto de la tormenta tropical.

Se indicó que será Acapulco base de operación para el puerto y los 49 municipios afectados.

En Acapulco llovió, en tan solo tres días, el acumulado de 30 por ciento del año, informó la Conagua.

En tanto que en Veracruz el gobierno ordenó el tercer desalojo de pobladores de la zona norte de la entidad, con lo que suman 23 mil las personas trasladadas a refugios temporales.

El gobernador Javier Duarte dijo que "en 12 horas el río Pánuco superará su escala crítica afectando poblaciones".

Las autoridades educativas de Nuevo León, Durango y Guererero anunciaron la suspensión de clases.

NORMA PONCE, MIRIAM CASTILLO Y REDACCIÓN