6 de julio de 2013 / 12:05 a.m.

Chiapas • La Secretaría de Salud del estado de Chiapas anunció que en las últimas horas falleció un niño y un adulto de un total de 14 personas que se intoxicaron por alimentarse con hongos silvestres en el municipio de Chamula, sumando seis decesos en tanto a otras dos personas que se habían reportado estables presentan una recaída considerándose en estado grave.

Dicha dependencia informó que a raíz de las intoxicaciones y muertes de los indígenas chiapanecos, reforzaron la vigilancia sanitaria que incluye toma de muestras de hongos silvestres en las comunidades aledañas a la "zona de riesgo".

Dicha zona abarca los municipios San Cristóbal de las Casas, Amatenango del Valle, Chalchihuitán, San Juan Chamula, Chanal, Chenalhó, Huixtán, San Andrés Larráinzar, Mitontic, Oxchuc, Pantelhó, Tenejapa, Teopisca, Villa Las Rosas, Zinacantán, San Juan Cancuc, Aldama y Santiago El Pinar.

Respecto al saldo del envenenamiento ocurrido desde el viernes 28 de junio, este viernes se sumaron dos a los cuatro fallecimientos, con un total de cinco infantes y un adulto. Actualmente un menor y otro adulto se encuentran graves, aunque en las últimas 72 horas fueron reportados como estables.

A siete días del inicio de las muertes la Secretaría de Salud logró detectar el tipo de hongo luego de realizar análisis en el Laboratorio Estatal de Salud Pública, terminándose la especie como Amanita phalloides.

El consumo de 30 gramos de la seta es "extremadamente venenosa y mortal", al causar a una persona adulta daños severos al hígado y riñones. Los síntomas se revelan después de ocho a 10 horas de ser ingerido, aunque podrían tardar hasta 24 horas, lapso de tiempo en el que las toxinas ya han sido asimiladas por el organismo y no resulta efectivo provocar el vómito o realizar una limpieza de estómago".

La Secretaría de Salud recomienda no automedicarse y en caso de haber consumido hongos de dudosa procedencia, acudir de inmediato al centro de salud más cercano.

HERMES CHÁVEZ