4 de septiembre de 2013 / 11:45 p.m.

Oaxaca • En Oaxaca se sumaron al paro indefinido de maestros de preescolar, primaria y secundaria de la sección 22 de la CNTE, trabajadores sindicalizados y catedráticos de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca y del Instituto Tecnológico de Oaxaca, con lo que se afecta la educación de más de 11 mil alumnos, 10 mil de ellos universitarios y poco más de tres mil 500 del tecnológico.

Además, miembros y activistas de diversas organizaciones juveniles de izquierda cerraron los accesos de la Ciudad Universitaria en la capital oaxaqueña, donde colocaron mantas y realizaron pintas en apoyo de las demandas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, lo que género que poco más de 10 mil alumnos se quedaran sin clases.

El representante de la Unión de la Juventud Revolucionaria de México informó que se mantendrían tomadas las instalaciones de la máxima casa de estudios, hasta que se desahoguen las exigencias de los docentes oaxaqueños que reclaman que se derogue la reforma educativa federal.

Los inconformes, que se apoderaron de las calles cercanas a universidad y realizaron una marcha de apoyo, han amagado con radicalizar sus acciones en los próximos días y se declararon en alerta máxima ante la ola de represión que pueda venir de parte del gobierno federal.

En solidaridad con los profesores de Oaxaca, también han externado su apoyo y respaldo los trabajadores del Sindicato de Trabajadores Académicos y del Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Oaxaca.

En tanto, Jorge Morín, director de la Facultad de Veterinaria de la UABJO, advirtió sobre los riesgos que corre el material clínico que se encuentra en los laboratorios, el cual puede sufrir descomposición por la falta de personal capacitado en su cuidado.

Por otra parte se anunció la creación de la sección 71 del SNTE, que podría aglutinar a mil 500 profesores de tecnológicos que están adheridos a la sección 22 de la CNTE.

ÓSCAR RODRÍGUEZ