31 de agosto de 2013 / 06:14 p.m.

El León regreso de su periplo por tierras de santistas y lo hizo con los tres puntos en la bolsa además de una gran demostración futbolística ante uno de los equipos mejor trabajados de la Liga Mx.

Un golpe de autoridad en patio ajeno donde la fiera logró imponer su estilo y además supo capitalizar en el marcador la superioridad que mostró sobre el terreno de juego, no sólo marcando dos goles si no también dejando en cero a una de las ofensivas más peligrosas de todo el campeonato.

"Estoy feliz, alegre, por el hecho de haber jugado ante un equipo difícil como Santos en la cancha de ellos, que lo hace más difícil aún, y contento porque creo que jugamos un gran futbol más que todo en el primer tiempo y por eso nos quedamos en el partido.

"La clave era: tratar de sacarle la pelota al Santos, manejar nosotros con el control (de la pelota) el partido y eso fue lo que hicimos, y con eso llegaron las llegadas de gol, las ocasiones que creamos hizo que superáramos al rival por mucho y quedó demostrado en la cancha", comentó Mauro Boselli, el goleador del equipo, a su llegada al Estadio León.

Con la victoria de ayer en la noche el León sumó su segunda victoria consecutiva y aumentó a 19 partidos sin conocer la derrota. Datos que no es menor y que mucho menos pasa desapercibido con el gran nivel que han mostrado el equipo en esta temporada.

A pesar de esto, el ariete verdiblanco se lo toma con mucha tranquilidad y anticipa que el reto será mantener el nivel.

"Tenemos que seguir ratificando el sábado que viene y así partido tras partido, no nos podemos quedar con esa victoria (Ante Santos) si no que da mucha fuerza, dan muchas ganas de seguir trabajando y con la misma humildad de siempre se consiguen los objetivos.

"Es la mentalidad que tenemos, lo que se habló después del partido, que no habíamos conseguido nada todavía y hay que pensar ya en el próximo juego", finalizó.

Francisco Vela