— FRANCISCO ZÚÑIGA
19 de enero de 2013 / 03:18 p.m.

Santa Catarina  Un grupo de unos 200 vecinos de colonias popiulares de Santa Catarina protestó frente al Palacio Municipal en contra de los abusos de la Policía municipal, y exigieron cese la intolerancia policial, se busque mayor sensibilidad y se otorgue justicia por la muerte del estudiante victimado por elementos de la corporación.

Encabezados por un hombre encapuchado que dijo llamarse Rusel y ser parte de la Otra Campaña del Frente Zapatista de Liberación Nacional, dijeron que la autoridad abusa de ellos por ser de bajos recursos.

“Ha allanado domicilios, han estado actuando de una manera completamente negativa, porque no tienen la actitud de prevención, ellos van a lo que van: a golpear”, y eso ha sucedido frecuentemente en colonias como San Gilberto, Cañadas, Cima de la Mitras, dijo Rusel.

Los manifestantes se instalaron en la explanada frente al Palacio Municipal, y tras cantar el Himno Nacional, lanzaron algunas consignas en contra de la autoridad.

Muchos portaban banderas rojas, algunas con leyendas alusivas a la Organización Democrática Independiente, y las pancartas llevaban mensajes como “El 18 de enero no se olvida”, “Viva el Ejército Zapatista”, y otras en las que exigían justicia.

Los manifestantes también portaron pancartas donde exigieron sensibilidad y menor represión, dado que recordaron un desalojo del que fueron objeto un 18 de enero de 1995 por parte de los policías municipales en la colonia El Lechugal.

“No nos van a callar y que lo sepa Víctor, por ahí le han de estar pasando ya el mensaje a Víctor, que vamos a tomar las calles, vamos a volver a salir varias veces”, prometió Rusel.

Posiblemente el lunes decidan bloquear algunas avenidas del municipio, adelantó el activista. Durante la manifestación, al tomar la palabra, el encapuchado se desligó de cualquier organismo político y dijo que esto es una lucha social.

Aseguraron que han presentado denuncias, pero ni les hacen caso, y en cambio, los policías vuelven y los amenazan.

En la protesta también se exigió el desalojo del secretario de Seguridad del municipio, por su ineficiencia e insensibilidad.

“Hemos visto que las mismas autoridades, ya los sábados a las cuatro, cinco de la tarde, están posicionados en algunos lugares, para golpear, para atracar a la gente chambeadora, esto es el acabose”.