13 de septiembre de 2013 / 06:45 p.m.

Monterrey • En lugar de trabajar para y por la cultura de la transparencia de la información y promover el tema de la protección de datos personales, los integrantes de la CTAI se han dedicado al golpeteo interno, convirtiendo en un ring ese organismo.

Eso es lo que opinan los diputados del PAN que han promovido un punto de acuerdo para la desaparición de la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información.

A Guillermo Carlos Mijares Torres, presidente por segunda ocasión, sus compañeros comisionados, Rodrigo Plancarte y la supernumeraria María Eugenia Pérez, lo han acusado de manejar como empresa de su propiedad el organismo.

Por separado, ambos han externado su inconformidad con los resultados del trabajo que dice que hace, pero no se obtienen aspectos favorables.

"Yo intenté ser presidente en estos últimos dos años que me quedan como comisionado, le dije a Sergio Antonio Moncayo quien era presidente que con su voto se decidiría quién sería el presidente y no me lo dio", apuntó.

Comentó que entre ellos se pasaron la presidencia uno a otro y éste al anterior, de manera que se pudiera subrayar que Mijares ha mantenido el control todo este tiempo.

Por su parte, la comisionada supernumeraria señaló que (Guillermo Carlos) Mijares desea salir limpio en estos días que le quedan como integrante de la CTAI y no lo va a lograr.

Ella lo acusa de violar la Ley de Protección de Datos Personales en su contra, y que se debe llevar a cabo una auditoría, sobre todo respecto al gasto que hicieron los dos (Mijares y Sergio Antonio Moncayo) en el viaje a España hace dos años.

Con relación a estas acusaciones, Guillermo Carlos Mijares asegura que la inconformidad de ambos tiene su origen.

"Para empezar, ni Rodrigo (Plancarte) y la señora (María Eugenia Pérez) cumplen con su horario de trabajo y de eso tenemos pruebas", sentenció.

Sostuvo Mijares Torres que Rodrigo Plancarte no superó que se haya quedado sin ser presidente y que no hubo el robo de la presidencia, en virtud de que se puso a votación.

Lo que no advirtió fue que para elegir al presidente como son tres los comisionados, con uno que vote por los dos aspirantes se decide la presidencia y Moncayo lo hizo a favor del ahora presidente por un segundo período.

Dijo que siempre la supernumeraria le ha tenido antipatía y afirma ignorar cuál es el motivo por el que le tiene tanto coraje y ha sido un obstáculo.

Además, comentó que todos estos ataques de ella hacia él, han creado problemas en su familia que se preocupan mucho por las hostilidades.

Sergio Antonio Moncayo, entre tanto, declaró que él sacó la tarea cuando estuvo al frente de la presidencia de la Comisión de Transparencia y que nada tiene que decir.

Y sí, acepta que le preocupa todo este golpeteo que se desató entre los tres comisionados propietarios y una supernumeraria.

VÍCTOR SALVADOR CANALES