19 de febrero de 2013 / 03:11 p.m.

Monterrey • Un mes antes de terminar la administración de Mauricio Fernández, el municipio de San Pedro asignó por 10 años en forma directa el servicio y distribución de botones de pánico para sus habitantes a una empresa que arrastra un pasado polémico.

Se trata de Protección Urbana SA de CV, cuyo integrante del consejo de administración es Gustavo Gámez Castillejos, quien aparece como apoderado de Bolman de Monterrey SA de CV, empresa vinculada a una red de traficantes de droga italianos y regiomontanos, desmantelada en Italia el año pasado.

Protección Urbana tiene como accionistas a Tecnología Assul y está vinculada a Assul Equipos, donde también aparece Gámez Castillejos, y éstas últimas exportan equipos de purificación de agua, enviados por su otro socio europeo SAVI SRL, desde Italia a la colonia La Fama, en Santa Catarina, domicilio de la firma de San Pedro.

Protección Urbana tiene un segundo apoderado, José de Jesús Ortuño, identificado como promotor de la empresa San Pedro Meters, que en septiembre de 2011 el Ayuntamiento asignó de igual manera, en forma directa y por 15 años, la instalación de 140 parquímetros con una inversión por 50 millones de pesos.

En sesión de Cabildo el pasado 1 de septiembre la atención la acaparó la polémica posesión del terreno donde jugaba el Club Avispones, en San Pedro.

En esa misma sesión, el Ayuntamiento sampetrino dio su aval a la compañía para ofrecer por 10 años a vecinos y colonias un botón de pánico como parte del proyecto Sistema de Video, Integración y Respuesta Inmediata con un costo unitario de 13 mil pesos.

El botón de pánico es un dispositivo que está al alcance de quien solicite y cubra su costo de instalación, y sirve para alertar a las autoridades en caso de emergencia.

La firma Bolman de Monterrey saltó públicamente cuando la Policía Nacional de Italia videograbó a un camión que portaba el logotipo y domicilio en el centro de San Pedro.

Pese a que el proyecto del botón de pánico no tiene un costo, el municipio de San Pedro ya había hecho tres pagos por 5.2 millones de pesos un año anterior a la misma empresa, por la entrega de equipo de sistema de reconocimiento facial.

Otro de los socios de Protección Urbana, SA de CV es César Poblano, que según la PGR fue detenido y remitido al Penal del Topo Chico por el presunta defraudación fiscal federal.

REDACCIÓN