18 de mayo de 2013 / 03:38 p.m.

El ascenso a la estación de Sestriere (Turín, norte del país), a 2.035 metros de altitud, que era el primer Gran Premio de la etapa de hoy, ha quedado suspendida por la organización de Giro de Italia de ciclismo ante las negativas condiciones climatológicas que se registran en la zona.

Sestriere, estación invernal que acogió el esquí alpino en los Juegos Olímpicos Invernales de Turín 2006, era la primera de las grandes citas montañosas de la actual edición del Giro, en una decimocuarta etapa que transcurre entre Cervere y Bardonecchia, con 168 kilómetros según la ruta prevista.

El paso por la cima, en concreto, estaba situado inicialmente marcado a unos 43 kilómetros de una llegada también en ascenso al Jafferau (Bardonecchia, 1.908 metros de altitud), por lo que se esperaba que en sus duras rampas se iniciará ya la gran batalla por la etapa y la general.

Sin embargo, las pésimas condiciones climatológicas que se registran en la zona, con lluvia, mala visibilidad y nieve, no garantiza la seguridad de los corredores, especialmente en el ascenso, por lo que la organización del Giro ha decidido suspender el paso por Sestriere.

La organización, que ha alargado la etapa de hoy en unos 14 kilómetros, no obstante, ha decidido mantener el final de etapa en la cima del Jafferau, con rampas superiores al 14 por ciento.

De momento, se mantiene la interrogante sobre si mañana se podrá ascender el mítico Galibier (2.642 metros), donde está previsto termine la decimoquinta etapa, y que también se ve afectado por el mal tiempo.

EFE