29 de abril de 2013 / 11:24 p.m.

Mazatlán • Para salvaguardar la industria de camarón acuícola nacional, autoridades agropecuarias mexicanas suspendieron temporalmente la importación de camarón procedente de China, Vietnam, Malasia y Tailandia.

El cierre de fronteras a crustáceos procedentes de países asiáticos entró en vigor el 18 de este mes y tiene la finalidad de salvaguardar la producción mexicana de una nueva enfermedad que provoca mortandad hasta del ciento por ciento de la producción.

La medida precautoria se debe a la presencia del Síndrome de la Mortalidad Temprana (EMS) o Síndrome de la Necrosis aguda del Hepatopáncreas (AHPNS), confirmada por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas en francés).

El síndrome, que provoca mortalidad masiva hasta del ciento por ciento de los crustáceos, apareció en granjas camaroneras del sur de China y posteriormente se diseminó a Vietnam, Malasia y Tailandia.

Esta enfermedad se manifiesta entre los primeros 20 o 30 días a partir de la siembra del crustáceo y afecta particularmente a las especies tigre y blanco.

La prohibición incluye a exportadores de países no afectados que deseen comercializar su producto en México, quienes deben certificar que los camarones son de origen y procedencia de regiones libres del síndrome.

En un comunicado, la Sagarpa dio a conocer que el Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad y Calidad Alimentaria (Senasica), convocó a no introducir productos y subproductos de camarón procedentes de esos países.

La importación de camarón proveniente de esos países es de aproximadamente nueve mil toneladas anuales, por lo que el cierre de a ese producto no afecta al mercado nacional, toda vez que la industria acuícola mexicana puede absorber el déficit previsto.

Específicamente, no se permite la importación de camarón crudo, cocido, liofilizado o en cualquier presentación de las especies tigre (Penaeus monodon) y blanco (Litopenaeus vannamei).

NOTIMEX