JUAN JOSÉ GARCÍA
20 de julio de 2013 / 01:41 p.m.

Chihuahua • La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que el Aeropuerto Internacional "Roberto Fierro Villalobos" con sede en la capital del estado, fue cerrado a causa de las lluvias que se registran en esa localidad.

"Se han presentado cruzamientos de agua en los accesos al Aeropuerto, pistas y calles de rodaje, por lo que se ha determinado el cierre del mismo por un espacio de tres horas. Sin embargo, por cuestiones de seguridad es probable que esta condición permanezca por el resto del día", se indica

Las aguas se 'tragaba ' prácticamente a los vehículos que se encontraban en el estacionamiento de este complejo, lo mismo sucedía en el interior de la terminal, donde el torrente llegaba hasta las bancas, donde se encontraban decenas de usuarios.

A causa de esta situación, arribó personal del Ejército mexicano para resguardar la terminal aérea, que por primera vez, se vio colapsada por las incesantes lluvias que se han registrado desde el pasado lunes en esta capital como en el resto del estado.

Tras lo anterior, la tarde de este viernes, la administración del aeropuerto internacional decidió suspender las operaciones "hasta nuevo aviso", ya que "en cuanto baje el agua, checaremos la pista con el propósito de evaluar los daños sufridos", se indicó.

Mientras empleados, pasajeros y visitantes que se encontraron atrapados a causa de la inundación en la citada terminal, otros tantos, incluido personal de seguridad, no pudieron llegar en sus propias unidades hasta ese lugar, el cual se encontraba anegado.

En este contexto, una familia fue rescatada por personal de protección civil, al volcarse el camión de volteo en que viajaban con el intento de burlar la 'laguna' que se formó en las inmediaciones de la colonia Jardines de Oriente de esta capital.

El rescate se llevó a cabo con un helicóptero, ya que no fue posible ingresar en las unidades terrestres en donde se encontraban un matrimonio con dos menores, quienes finalmente, fueron atendidos de la crisis nerviosa por el personal médico.

Una vez que supervisó estas acciones, el alcalde Marco Adán Quezada Martínez, se trasladó a la colonia La Galera, la cual se encuentra bajo el agua, y es una de las que más ha sufrido en este temporal que también ha 'pegado' en otros municipios.

Por ello, el Gobierno de Chihuahua a través de la Coordinadora Estatal de la Tarahumara, repartió lonas, despensa y cobijas a los cientos de habitantes que radican en humildes viviendas de los asentamientos tarahumaras.

"Sabemos en las condiciones en que se encuentran las familias indígenas y por ello hemos venido a entregar apoyos para que puedan contrarrestar el temporal y lluvias constantes que se presenta no sólo en esta ciudad sino en todo el estado", dijo el titular de la dependencia, Miguel Ángel González.