17 de octubre de 2013 / 06:35 p.m.

Por los siguientes doce meses, las policías municipales no serán sometidas a pruebas de confianza, en función de una normativa dictada por el Senado de la República.La medida fue notificada a los alcaldes de Guadalupe, Escobedo, García, Santiago y Cadereyta en la reunión quincenal que celebran con la Secretaria General de Gobierno, a la que se sumó este día el comisario de Fuerza Civil, Felipe de Jesús Gallo.""Se dio una prórroga porque arrancan las mesas de trabajo y se van a empezar trabajar con los cambios que se deban de hacer. Es prematuro decir cuales van a ser los cambios, porque las propuestas llegarán a las mesas de trabajo y sobre esas mesas se tomará la decisión.""Escobedo tiene el 100 por ciento (de policías acreditados), esperaremos a que nos digan cuales van a ser las reglas a seguir en lo que viene para adecuarlas"", explicó César Cavazos, alcalde de Escobedo.Aunque los ediles destacaron que a diferencia de otros estados, en Nuevo León se tiene un cumplimiento total en la acreditación de los cuerpos policiacos, reconocieron que se debe trabajar de más para evitar infiltraciones en este periodo.""Tenemos que hacer nosotros nuestros propios exámenes, y los exámenes se tienen que hacer no ahorita, se tienen que seguir haciendo...no debemos de bajar la guardia, porque tenemos que estar trabajando sobre los policías, acuérdense que andan en la calle y están expuestos a muchas cosas"", refirió Cavazos.César Garza, alcalde de Guadalupe, minimizó el tema de la prórroga al recordar que la entidad ya cumplió con su tarea, y le lleva al resto de los estados uno o dos años de avance en este rubro.""Hay una situación de posibilidad financiera y física que están enfrentando otros estados de la República, la realidades es que Nuevo León en materia de refundación y combate a la delincuencia le llevamos un año o dos de ventaja a todos los estados.""Nosotros podemos cumplir con la ley, pero hay que reconocer que la mayoría de los estados no pueden, no financieramente para indemnizar a sus policías que despiden, no profesionalmente podrían reunir el número de elementos necesarios ara sustituir a los despedidos"", precisó.Garza puntualizó que tan sólo en el mes de octubre, se dieron de baja 150 elementos, y en lo que va del año se han erogado 15 millones de pesos en pago de indemnizaciones, cifra que se eleva a 50 millones si se toma en cuenta todo el proceso de depuración.Aunque se solicitó una versión por parte del Gobierno estatal sobre esta medida, ningún funcionario estuvo disponible para realizar comentarios y precisar las implicaciones que esta suspensión traerá a las policías locales.

Todo el Estado será resguardado por la Fuerza Civil

Luís García