5 de septiembre de 2013 / 11:29 p.m.

Cancún • La concesionaria del servicio de limpia municipal suspendió la recolección de basura desd el sábado pasado en demanda del pago de un adeudo de 20 millones de pesos del gobierno municipal que encabeza el perredista Julián Ricalde Magaña.

Mientras las cuadrillas y camiones recolectores de la empresa Proactiva Medio Ambiente SETASA, permanecen paralizados en sus estacionamientos, en la ciudad la acumulación de basura, desechos sólidos y desperdicios, generan contaminación ambiental, amenazan la salud pública y hacen proliferar la fauna nociva, declaró el asesor jurídico de la compañía, Salvador Bravo Mier.

El abogado explicó que numerosas ocasiones recibieron promesas de pago del alcalde Julián Ricalde, "de hecho cada mes, y cada semana, pero solo nos daban pagos chiquitos. El más reciente, hace dos semanas fue de apenas 150 mil pesos, cuando la deuda era ya de on 20 millones de pesos. Eso no es voluntad real de pago", agregó.

En conferencia de prensa, Bravo Mier manifestó que la empresa al quedar convencida de la imposibilidad real del municipio –sumido en crisis económica-- cubriera el adeudo, interpuso un recurso legal mercantil, a través del organismo público descentralizado Solución Integral de Residuos Sólidos.

Expuso que a menos de un mes del cambio de gobierno, la administración de Julián Ricalde Magaña dejará al gobierno que encabezará Paul Carrillo Cáceres una deuda colosal y mencionó que solo de noviembre de 2012 a agosto de 2013, nos debe más de 36 millones 338 mil 41 pesos".

Bravo Mier indicó que el contrato firmado por la empresa y el Ayuntamiento establece que el incumplimiento por cualquiera de las partes, se hace acreedora a una penalización diaria de uno por ciento del valor del contrato; esto representa 403 mil pesos al día y se aplicará a partir de noviembre de 2012, más seis por ciento de interés moratorio.

Manifestó que por falta de recursos económicos para combustible y mantenimiento y refacciones de la flota de 36 camiones recolectores, el 31 de agosto se suspendió parcialmente el servicio de limpia en las calles, actualmente solo operan cuatro vehículos, por turno.

La empresa posee solo 33 por ciento del servicio de limpia municipal, recolectaba en promedio de 332 toneladas de basura al día, ahora solo recoge unas 50 toneladas. El ayuntamiento debe pagar pagaba más de 3 millones de pesos al mes.

Esa misma empresa presta servicio en municipios como Tlalnepantla, Veracruz y Tuxtla Gutiérrez.

El abogado aseguró que si la nueva administración que encabeza por Paul Carrillo de Cásares les invitara a negociar el pago, la empresa sacaría de nuevo sus camiones, "estamos dispuestos a un acuerdo", agregó.

FERNANDO MERAZ