6 de febrero de 2013 / 01:49 a.m.

Personal del centro penitenciario informó que la suspensión se debió a que se están realizando cambios en el cableado eléctrico, mientras que otros señalaron que en el sitio no había energía eléctrica, lo que generó más confusión.

Apodaca.- • Luego de que el lunes se suscitara una riña con saldo de un muerto y un herido, las visitas en el penal de Apodaca se suspendieron este martes.

Familiares de internos comentaron que, por medio del personal de seguridad, fueron informados de que en el reclusorio había fallas en el sistema de energía eléctrica.

A las 9:00 de la mañana del martes ingresó un grupo de familiares, a quienes les permitieron estar en la visita hasta las 3:00 de la tarde.

Sin embargo, a partir de las 10:00 de la mañana ya no se permitió el ingreso de más personas, pese a que algunas provenían de ciudades o municipios alejados de la zona metropolitana.

“Yo vengo desde Torreón a visitar a mi esposo y no me dejaron entrar. Voy a ver dónde me quedo a dormir y mañana en la mañana regreso, pues no me puedo ir así”, aseveró una joven.

Otra señora de no más de 30 años, indicó que efectuó el recorrido desde el municipio de Santiago para ver a su marido, pero como a las 16:00 horas se tuvo que regresar sin lograr su propósito.

La información que les dieron los celadores fue que en el centro penitenciario no había energía eléctrica, y así no se podía desarrollar la visita. Trascendió que el problema prevalecía desde el pasado sábado 2 de febrero.

Las personas manifestaron su descontento por no poder ver a sus seres queridos, y se mostraron preocupados al no saber de ellos.

Durante el día continuaron los recorridos de vigilancia y seguridad en los alrededores de la penitenciaría por parte de policías estatales, quienes utilizaron un helicóptero.

Fuentes extraoficiales señalaron que presuntamente dos internos estaban desaparecidos, pero esta versión no fue confirmada por las autoridades carcelarias.

Una fuente de la Secretaría de Seguridad del Estado explicó que en el penal se está llevando a cabo el cambio del cableado eléctrico de las instalaciones.

Sin embargo, descartó que no hubiera luz, pues para ello se habilitaron las plantas de electricidad de emergencia.

En el reclusorio el horario de visitas es de las 9:00 de la mañana a las 16:30 horas y, según el informante, este martes todo transcurrió con normalidad.

Entre las 14:00 y las 15:00 horas se observaron cuatro patrullas de la Agencia Estatal de Investigaciones en el área de estacionamiento, pero se presume los elementos se hallaban ampliando las indagatorias por lo ocurrido el lunes.

Ese día un reo murió al ser atacado a golpes, y otro fue hospitalizado debido a heridas causadas con una puntilla, al registrarse una riña entre varios internos.

Agustín Martínez