27 de septiembre de 2013 / 12:01 a.m.

Chiapas • Un grupo de 850 maestros federalizados sustituirá a igual número de sindicalizados que se encuentran en paro de labores sin acudir a clases en escuelas de Chiapas, sumando mil los reemplazos en esta semana, informó la Secretaría de Educación de Chiapas.

Este lunes, el secretario de Gobierno de Chiapas, Eduardo Ramírez Aguilar, emplazó a los maestros disidentes pertenecientes a la Coordinadora Nacional de la Educación (CNTE) que mantienen tomado el centro de Tuxtla Gutiérrez a regresar a las aulas y reiniciar las mesas de diálogo o se aplicaría el Estado de derecho.

Ese mismo día, Ricardo Aguilar Gordillo, secretario de Educación, anunció un primer reemplazo de 200 maestros del sistema estatal.

Rafael Guillén Domínguez, subsecretario de Educación Federalizada, informó que 850 nuevos docentes se incorporaron al sistema educativo chiapaneco para continuar el servicio educativo en la entidad.

El funcionario explicó que la medida se tomó para atender la problemática que está generando el paro de los maestros, quienes a un mes de abandonar las escuelas se resisten a reincorporarse a las mesas de diálogo ofrecidas por el gobernador Manuel Velasco Coello, pese a que las reformas educativa y hacendaria corresponden a la Federación.

En ese sentido, agregó que "es falso que la reforma educativa afecte los derechos de los trabajadores de la educación".

La reforma educativa "atiende a una demanda de los maestros, como es la regionalización de la evaluación de los docentes, con lo que se descarta su estandarización pues tomará en cuenta circunstancias culturales, étnicas, económicas, sociales, geográficas, entre otras", aseguró.

Asimismo, descartó que la educación sea privatizada e, incluso, el gobierno buscará más recursos para beneficiar a la niñez y juventud, así como programas, desayunos escolares, becas e infraestructura; los libros de texto seguirán siendo gratuitos y no se pagarán colegiaturas.

 

 HERMES CHÁVEZ