29 de mayo de 2013 / 12:45 a.m.

Chilpancingo de los Bravo  • El ayuntamiento de Chilpancingo anunció la contratación con recursos propios de cuatro profesores para sustituir a igual número de cetegistas, que hace cien días abandonaron a cien alumnos en la primaria ubicada en la comunidad de Río Verde.

Mario Moreno Arcos, presidente municipal de Chilpancingo, señaló que el fin de semana tuvo laoportunidad de visitar personalmente la comunidad en mención y platicó directamente con sus habitantes.

Ahí se le informó que desde el 25 de febrero, cuatro mentores incorporados a la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) dejaron la escuela primaria del lugar y se trasladaron a la cabecera municipal para participar en el movimiento contra la Reforma Educativa federal.

Desde esa fecha, los maestros disidentes no regresan a la comunidad, lo que tiene preocupados a los padres de familia de cien estudiantes de los seis grados académicos, que están a punto de cerrar el año escolar sin recibir clase.

“Escuché el reclamo de los paisanos de Río Verde, en el sentido de que los profesores no regresan a la escuela primaria, tienen una secundaria en donde de manera intermitente tambiénvan los maestros, lo que nosotros ya retomamos para buscar la solución”.Ante la preocupación de los habitantes, el primer edil ofreció contratar a los sustitutos de los paristas y que pagaría los salarios de estos con recursos del ayuntamiento.

Reconoció que lo ideal es que la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) intervenga para convencer a los profesores de que regresen a clases, para efecto de que los menores rescaten algo del tiempo perdido.

También denunció que son varias las comunidades ubicadas en la zona rural, en donde los trabajadores de la educación acuden a dar clase solamente tres o cuatro de los cinco días de la semana, lo que implica deficiencias en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

 — ROGELIO AGUSTÍN