7 de agosto de 2013 / 01:45 p.m.

El Clásico es sinónimo de garra y  entrega. Por ello dos personajes  argentinos naturalizados mexicanos hablan de su rivalidad en  este tipo de duelos: Lucas Lobos  y José María Basanta, capitanes de Tigres  y Rayados, respectivamente.  

Del tango al mariachi....Así se puede  resumir el duelo entre estos dos jugadores  que el sábado se medirán en el Clásico 100  en el estadio Universitario.  En las estadísticas, los Rayados de Monterrey se imponen por un solo partido con  35 ganados, sobre 34 derrotas y 30 empates.

En 99 duelos ambos equipos tienen la  misma cantidad de goles, con 132 dianas,  lo que evidencia lo parejo de esta rivalidad  y explica el porqué hipnotiza a quien pisa  la Sultana del Norte. Así de similar ha sido el paso de los capitanes  Lucas Lobos (Tigres) y José María Basanta  (Rayados) por el futbol mexicano. Ambos  llegaron en el 2008 a los equipos del norte  y marcaron diferencia desde sus primeros  partidos, convirtiéndose en ídolos y líderes  indiscutibles en sus respectivos planteles.  Lucas Lobos y Basanta han adoptado esta  ciudad como su hogar y gracias a ella se  han convertido en mexicanos. Celebrarán  esta fiesta 100 como tales, lo que para el  defensa del Monterrey le traerá fortuna.

"Sí, es el primero como mexicano y espero  que eso sea de buena suerte". Los capitanes coinciden en muchas cosas,  menos en lo más importante: los colores que  defienden. Por azares del destino, siempre  han competido entre sí. Como si fuera una  especie de estigma, Lucas recuerda entre  sonrisas esa rivalidad de antaño. "Él jugaba en Estudiantes de La Plata y  yo en Gimnasia de La Plata; allá también  nos enfrentamos en clásicos, o sea que la  rivalidad viene de la Argentina".

¿Lobos, qué es lo que más te ha costado al  momento de enfrentar a Basanta?

"Es muy paciente, ordenado, que espera  su momento, anticipa muy bien, lee bien  las jugadas y por allí eso me ha dificultado a mí también; es un jugador de Selección,  así que habrá que trabajar más y hallar la  forma de pasarlo". En esta reñida lucha ya se conocen muy  bien el uno al otro y se saben el blanco de  desequilibrio del equipo.

"Uno trata de  hacer lo mejor para el equipo, después son  circunstancias del partido las que te agarras o  tienes que hacer un fault táctico o por allí él…  eso después queda en el partido", comenta  Basanta en cuanto al capitán felino. Ambos son los jugadores más experimentados de sus respectivos planteles, en cuanto  a duelos regios se refiere.

Lobos lleva 14,  superando tan sólo por uno a su doblemente  compatriota. No obstante, José María tiene  más triunfos en su haber, pero el que más  recuerda no es precisamente una victoria.

"La Interliga porque justo me toca, por más  que no hayamos ganado creo que el empate  ese significó la clasificación a la Libertadores,  que era el objetivo en ese momento".

¿Basanta, cuál es el peor Clásico que te ha  tocado?

"El primero que perdimos 4 a 1 en casa, ése  la verdad que fue muy feo, pero bueno, no  hay ni que recordarlo".

Mientras, el debut del creativo de los Tigres  frente a La Pandilla fue positivo, pues tuvo  la fortuna de abrir el marcador en su primer  Clásico en el Clausura 2008 y se dio el gusto  de salir victorioso del Tec con el marcador  3 a 2. En el siguiente torneo le fue mejor, fue  precisamente ése que no quiere recordar  Basanta y donde Lobos anotó un doblete en  el 4 por 1 en la casa rayada.

Últimamente les ha costado mucho sacar  adelante los Clásicos, ¿a qué se debe, Lobos?

"Por lo que veo yo hemos salido a jugar un  partido donde debimos aguantar más, a veces  arriesgamos de más contra un equipo que  juega bien de contraataque y las veces que  nos hemos equivocado, hemos pagado, eso  nos terminó cobrando los últimos partidos".

Los años parecen haberle dado la experiencia  a ambos capitanes para descifrar la forma  de pegarle al rival, para Lobos manejar las  ansias de victoria a favor del plantel, mientras  que para Basanta la clave está en "justamente  anulando a Lucas, que es el generador de  juego de ellos e ir por las bandas".

En fin, este Clásico 100 tendrá ese saborcito  argentino que lo ha caracterizado los últimos  años, pero ahora con un toque mexicano.

Johana Peña