28 de marzo de 2013 / 11:07 p.m.

Monterrey.-  • Fueron tantos los regiomontanos que viajaron a la frontera con Estados Unidos, que en la víspera de los días santos cuando se registra la mayor saturación, algunos autobuses de pasajeros tardaron hasta 10 horas en cruzar, en tanto que muchos automovilistas hicieron una interminable fila que duró cinco horas.

Por el puente nuevo de Laredo, Texas, al que se llega por el bulevar Luis Donaldo Colosio, se desplazaron algunas unidades de pasajeros cuyos ocupantes vivieron un calvario.

Como no tiene un carril para peatones, como en el puente del centro de Nuevo Laredo, la gente no pudo descender de la unidad para pasar la aduana.

Jesús Villarreal Ortiz, uno de los pasajeros, expresó que fue toda una odisea este viaje a la ciudad fronteriza, por la tardanza en virtud de la gran cantidad de vehículos.

"No, no, la verdad es que no se lo deseamos a nadie, porque acostumbrados a perder de 2 a 3 horas, ahora le agregamos 7 más, para totalizar las 10 horas", indicó.

Lo que observaron los ocupantes de ese autobús foráneo, fue que en la aduana se redujo el personal, motivo por el que la tardanza fue mayor a la de meses anteriores.

Por los tres cruces de Reynosa a Mission, McAllen y Pharr, los puentes se saturaron y en promedio, la tardanza para internarse en el vecino país, fue de hasta cinco horas.

De esto nos habla Gabriel Ledesma Alcocer, quien en su camioneta y acompañado de su familia, nos narra que es muy lento el trámite en la aduana, sobre todo si vas más allá de la frontera y necesitas gestionar el permiso.

"Esto fue una locura", nos dice muy preocupado, "sobre todo las familias integradas por tres o más personas que requieren permiso para desplazarse a San Antonio y Houston", indicó.

Consideró Ledesma Alcocer que deberían las autoridades norteamericanas reforzar con más personal en las aduanas, particularmente en temporadas como navidad, año nuevo y semana mayor.

Los que regresaron por el puente Reynosa Hidalgo, observaron una larga fila, muy extensa de peatones que iban de entrada por salida a la ciudad fronteriza de McAllen.

VÍCTOR SALVADOR CANALES