17 de julio de 2013 / 02:10 a.m.

Monterrey.- • Tras el pronunciamiento de la Suprema Corte que ordenó detener la publicación de las reformas a la Ley del Transporte, el gobernador Rodrigo Medina descartó que les haya ganado la partida a los diputados del PAN.

Aunque mantiene una disputa con estos legisladores para definir cuál es la instancia encargada de fijar las tarifas del transporte urbano, el mandatario expresó que no se trata de una "competencia política", sino de un asunto meramente legal.

Refirió que el Ejecutivo a su cargo mantendrá la actuación en este proceso, mediante el cual buscan demostrar que el veto impuesto a la reforma se entregó a tiempo.

"Es un tema legal que seguirá su curso y que vamos a estar atentos a ello, vamos a continuar con el proceso…No es un tema de competencia política, es un tema legal", dijo en forma escueta.

MILENIO Monterrey dio a conocer ayer la decisión del ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, que ordenó suspender la publicación de las modificaciones aprobadas por mayoría en el Congreso local, y que daban al Legislativo la potestad de establecer el costo del boletaje.

El meollo de la disputa entre estado y diputados panistas es el tiempo en que las observaciones del gobernador fueron entregadas: mientras el Ejecutivo sostiene que se hizo dentro del plazo legal de 10 días, la bancada albiazul asegura que se excedió este término.

La valoración del ministro pondrá punto final a esta discusión y obligará a uno de los 2 poderes del estado a tomar acciones específicas, que para el caso del Ejecutivo sería la publicación de la reforma en el Periódico Oficial del Estado.

A juicio del consejero jurídico del gobernador, Hugo Campos, podrían pasar meses para que el ministro Pardo Rebolledo resuelva este caso, pero en tanto, la situación se queda como esta hasta el día de hoy: sin decreto y con la facultad de fijar las tarifas en el ámbito del estado.

LUIS GARCÍA