2 de marzo de 2015 / 01:05 p.m.

México.- Servando Gómez Martínez, La Tuta, se rodeó de personas de origen guatemalteco, a quienes contrataba para sembrar droga o matar enemigos, modo de operar que aprendió de Carlos Rosales Mendoza, El Tísico, compadre de Osiel Cárdenas Guillén.

En un informe de la PGR y la extinta SSP se califica al capo de fanático del esoterismo, promotor financiero de políticos y estratega de campañas mediáticas para desacreditar a funcionarios federales.

El documento detalla quiénes fueron sus parejas sentimentales, lugares que habitó, vehículos que usaba, órdenes de aprehensión y averiguaciones previas en su contra, y colaboradores.

En el informe se afirma que La Tuta era capaz de asesinar a sus propios pistoleros solo porque las cartas del tarot revelaban alguna traición. También informa que fue maestro normalista y dejó las aulas para dedicarse al narcotráfico.

Según la declaración ministerial de su hijo detenido 2009, La Tuta comenzó a traficar en 2001 o 2002 y luego se unió a La Familia.

FOTO: Especial

MILENIO DIGITAL/RUBÉN MOSSO