11 de julio de 2013 / 11:38 p.m.

Las complicaciones en la llegada al Atlante del argentino Walter Erviti, obliga al equipo a mantener abierto el tema de los refuerzos extranjeros, reconoció el técnico Wilson Graniolatti.

El estratega reiteró que hasta ahora el tema de los refuerzos extranjeros sigue en etapa de definición, y por ahora sólo cuenta con los recién llegados Martín Galmarini y Mauricio Romero.

"Todavía no está concluido el tema de los refuerzos, se trabaja en eso, ojalá sea lo más pronto posible, y bueno, deseando que se termine esto para ver el plantel que uno cuenta para encarar el próximo torneo", expresó.

Graniolatti comentó que se enteró por la prensa sudamericana de la situación de Erviti, "aparentemente ya está resuelto, queda claro que son futbolistas reconocidos por su trayectoria y sin duda que van a venir a sumar y mucho".

En entrevista, expuso que tuvo conocimiento de que surgieron complicaciones en las negociaciones económicas en torno a la salida del mediocampista de la organización de Boca Juniors.

Mientras tanto, aseguró que Atlante trabaja al máximo en la etapa de preparación de cara a lo que será la participación del cuadro cancunense en el próximo torneo Apertura 2013.

En cuanto al último tramo de esta pretemporada, dijo que además del partido del sábado contra Lobos BUAP, busca terminar con la preparación enfrentando posiblemente a la Sub 20 azulgrana el miércoles.

"El plan es hacer futbol el sábado contra Lobos y también la próxima semana, aunque no sabemos si será contra nuestra Sub 20 u otro equipo, el sábado jugaremos a 90 minutos y en la semana previa será algo más tranquilo", puntualizó.

Notimex