18 de noviembre de 2013 / 11:05 p.m.

Monterrey.- Dos reses que escaparon de un rastro en la colonia Industrial, sembraron temor y asombro a lo largo de un kilómetro en el centro de la ciudad de Monterrey.

Todo inició alrededor de las 11:00 horas del lunes, en las instalaciones de una empacadora ubicada en el cruce de calles Luis Mora y Miguel Nieto.

A esa hora, dos animales que eran llevados en uno de los remolques, escaparon por un descuido de los empleados al realizar el procedimiento.

Esto provocó que los animales alcanzaran las calles de la colonia Industrial y amenazantes caminaran por la avenida Miguel Nieto hacía Bernardo Reyes.

En cuestión de minutos, los empleados con cuerdas, salieron a su paso y lograron acorralar y lazar a una de ellas en una plaza pública ubicada en Miguel Nieto y Celestino Negrete.

Más no así la segunda res, la cual corrió por la avenida Bernardo Reyes, poniendo en predicamento a los empleados y encargados de la empacadora.

Sobre esa arteria, el animal golpeo un automóvil donde viajaba una conductora, la cual cayó en crisis de histeria al ver cuando el animal embistió su vehículo.

Sin poder ser capturada, el animal comenzó a correr por la calle Martín de Zavala, dio vuelta en 5 de Mayo y topo de frente varios automóviles, los cuales tuvieron que detenerse o sacarla la vuelta.

En este punto, fue copada por dos patrullas y al quedar atrapada entre una patrulla de la policía y una camioneta, los empleados del rastro trataron de colocarle una lazo.

Pero debido a que el animal se encontraba muy nervioso, logró empujar y mover uno de los vehículos para escapar y perseguir a varios policías y vecinos que estaban sobre la calle.

Al llegar al cruce con 5 de mayo, dio vuelta hacia el oriente y en su intentó por huir ingresó a la privada Martín de Zavala sur, donde finalmente quedó atrapada.

Unidades de esa corporación y vehículos particulares sirvieron de barricada para copar las posibles salidas; Luego de varios minutos, los empleados de la empacadora lograron sujetarla a un árbol.

Ante la mirada de los vecinos, la res fue sujetada con varias cuerdas, hasta que al lugar arribó un camión remolque para trasladarla a las instalaciones del rastro.

Mientras tanto, elementos de tránsito de Monterrey, informaron que fueron por lo menos cinco vehículos y la unidad de policía 8641 que resultaron dañados.

Trascendió que estos deberán atraídos por la empacadora, por otra parte, personal de Protección Civil de Monterrey acudió hasta la empresa donde realizó una inspección a las instalaciones.

Este incidente podría acarrear una multa a la empresa empacadora, pero hasta el momento no se especificó el monto.

Marcial Pasarón