8 de marzo de 2015 / 02:10 p.m.

Morelia.- Alfredo Gurrola, mando especial para la seguridad de Michoacán, afirmó que con base en reportes de inteligencia, el cártel de Los caballeros Templarios se encuentra totalmente desmembrado y reveló que algunos de los líderes secundarios están fuera de la entidad.

En entrevista al término del arranque formal del Nuevo Sistema de Justicia Penal en Michoacán, el general puntualizó: "En este momento no hay indicios de que existan Los caballeros templarios como una organización delictiva que podamos ubicar (...) podría haber algún reducto en algún lugar, pero como organización criminal está desmantelada".

También descartó que la organización criminal tenga como nuevo dirigente a Homero González, 'El Gallito', sobrino de Nazario Moreno, El Chayo, abatido en marzo de 2014 en las inmediaciones de Tumbiscatío por fuerzas castrenses.

"No se puede dirigir algo que no existe", remarcó el mando militar, quien sostuvo que el gobierno federal, en coordinación con el estado, realiza un sellamiento de las fronteras de Michoacán con otras entidades para evitar la entrada de otros cárteles a cubrir el vacío que dejaron los templarios, tras el abatimiento o detención de sus principales cabecillas, como Servando Gómez Martínez, La Tuta.

Gurrola mencionó que los esfuerzos de la estrategia de seguridad se centrarán en la ubicación y detención de tres o cuatro dirigentes que están detectados por la áreas de inteligencia.

El encargado de la 12 Zona Militar declaró que parte del proceso de desmantelamiento de la estructura del cártel fue la reciente detención de Sergio Huerta, El Tena, lugarteniente de La Tuta, ocurrido el pasado miércoles sobre una camino de terracería del municipio de La Huacana.

El hombre fue interceptado cuando viajaba en un auto y portaba armas largas y costales con mariguana. Según autoridades, es uno de los sicarios más sanguinarios de los templarios.

Según el mando especial para la Seguridad en Michoacán, El Tena ofreció 3 millones de pesos en efectivo a las fuerzas federales para que lo dejaran escapar.

FOTO: Especial

MILENIO DIGITAL/FRANCISCO GARCÍA DAVISH