17 de enero de 2013 / 02:10 p.m.

Monterrey • Pedro Salce Zambrano, director de Reclutamiento y Selección de Fuerza Civil, señaló que tienen que luchar no solamente con la aprobación de las pruebas de control de confianza, sino con el mismo temple de los cadetes.

Salce mencionó que en gran parte ahí radica la confianza en la nueva Policía de Nuevo León, pues quienes se quedan son quienes llevan las ganas de servir como uniformados.

Aún así, el funcionario destaca que cerca de 38 por ciento de los cadetes al ingresar a la Academia Regional de Policía desisten de pertenecer a Fuerza Civil, principalmente por no adaptarse al entrenamiento y los duros horarios que implica la corporación.

Caso contrario a los elementos que ingresan al Campo Policial y posteriormente patrullan las calles, pues en este nivel de entrenamiento el porcentaje de deserción de policías es de solamente cinco por ciento.

“"Sí es considerable la cifra de bajas en la Academia. Lo importante aquí es que la gente que llega al Campo Policial y en operación las bajas son muy pocas; digamos una rotación del cinco por ciento de la gente que ya está operando. De la gente que está estudiando, tenemos casi el 38 por ciento, y esto obedece a que los muchachos llegan y es una vida muy diferente a la que tenían"”, afirmó.

Con estas cifras, Pedro Salce explica que han tenido que redoblar esfuerzos para nutrir a la nueva dependencia estatal de seguridad, pues si bien actualmente tiene dos mil efectivos, para lograr conseguirlos, se tuvo que entrevistar a cerca de 70 mil aspirantes.

Salce detalla que desde iniciado el proyecto, en marzo de 2011, se han recibido a cerca de 70 mil aspirantes, para luego entrevistar a 35 mil potenciales policías, y posteriormente hacer selecciones y mandar llamar a las pruebas de control de confianza, que arrojaron a solamente dos mil elementos, mismos que hoy patrullan la ciudad.

El funcionario estima que esperan duplicar esta cantidad a finales de este 2013, llegando a cuatro mil efectivos en las calles, para luego adquirir una meta de nueve mil elementos de Fuerza Civil al año 2015, año en que concluye el mandato de Rodrigo Medina, y que sumados a policías ministeriales y demás personal estatal, llegarán a 14 mil elementos.

La dependencia estatal se ha caracterizado por hacer frente a integrantes de la delincuencia organizada.

Sin embargo, también son conocidas situaciones en el que algunos de sus elementos han cometido irregularidades.

ISRAEL SANTACRUZ