18 de abril de 2013 / 01:18 p.m.

Ésta mañana en entrevista con Azucena Uresti, el general Tomás Ángeles Dauahare, ex subsecretario de la Defensa Nacional aseguró que nunca pensó en que permanecería en la cárcel y que “es todavía como si fuera un sueño, no me ha terminado de caer el veinte””

""Nunca pensé en que no saldría, cuando me enteré en la SEIDO de que era lo que me imputaban, la verdad la verdad, me tranquilizo, porqué era totalmente absurdo eso.""

""Sólo tenía que esperar a que terminara la administración y empezar a pelear jurídicamente"".

Durante la primera noche en libertad, Dauahare explicó que hizo lo que más extrañaba, sentarse en la mesa a tomar café con su esposa, ""cené con ella, mis dos hijas, uno de mis nietos, un yerno, sentados en la mesa y tomar café… platicando nos dieron las cuatro de la madrugada””.

Recordó, que el saber que su esposa estaba con él, le daba tranquilidad y que sabía que contaba con ella,""ella fue mis ojos, mis oídos, brazos, mis piernas, mi pensamiento, mi voluntad, todo fue ella para mí, una mujer de Dios, una guerrera””.

Acepto que su liberación, es un golpe a todo lo que el expresidente, Felipe Calderón, tuvo como estrategia durante su sexenio.

""Lo mío y lo sucedió con el ex procurador Mandujano y los casos que vienen…cinco compañeros que llegamos juntos al penal, están todavía en proceso de liberación…yo creo que lo van a conseguir con toda seguridad””

Hablando de las causas por las cuales pudo haber sido detenido, el general Tomás Ángeles Dauahare explicó que él ya estaba retirado por lo que no buscaba un lugar en la Secretaría de Defensa Nacional.

""Me invitó la Fundación Colosio a participar en un seminario de seguridad en San Luis Potosí, se trataba de identificar soluciones contra la inseguridad que generaba el narcotráfico, cosa que se hizo con mucha ética, era un evento académico.

""Obviamente que se tenía que confrontar con esta estrategia, no era el propósito mío, era muy obvio que era una estrategia fracasada, al proponer nuevas soluciones, se contrastó con lo que se venía haciendo y eso no sé si la mente de las personas que dirigían al país les generó algún malestar o daño, y fue la gota que derramó el vaso…que yo creo que sí””.

Al cuestionarle si su detención se trató de una venganza, el general contestó ""de acuerdo, sí…lo confirmó””.

Tomás Ángeles, busca consultar con el secretario de la Defensa Nacional, el general Salvador Cienfuegos. ""Quiero buscar su opinión, su consejo, su guía y con algunas otras personas, para ver qué me dicen, es un respaldo, lo tengo que hacer así, si me dan luz verde, lo haremos””.

A un año de haber estado en la cárcel, explicó que su libertad dependió del partido que llegó a la presidencia, ""Con toda seguridad, mucho hubiera dependido de la persona que llegara al poder y su voluntad””.

{audio}667{/audio}

Redacción