9 de julio de 2013 / 04:16 p.m.

En el recorrido de hoy, una torada dubitativa pero veloz arrancó desde los primeros metros unida hasta que el animal llamado "Carretilla" se puso en cabeza protagonizando una carrera vertiginosa hasta la curva de Mercaderes.

Este toro produjo momentos de tensión ya que realizó un "sprint" en solitario sin la guía de los cabestros que siempre dirigen la manada.

Fue en esta zona cuando el animal cabeceaba y se movía ante los saltos de los corredores que se echaban a los lados sorprendidos por su velocidad.

Tras intentar arremeter contra un grupo, el toro rebasó limpiamente la famosa curva de "Estafeta" y posteriormente se unió al resto de guías que le acompañaron con el resto.

Poco antes de entrar a la Plaza de Toros de Pamplona, donde los astados se recogen, se registraron caídas en el tramo "Callejón", al igual que en la entrada al coso pamplonés, donde uno de los cabestros produjo una de las anécdotas de la jornada: chocó con fuerza contra un poste de madera y quedó un rato tendido en el suelo para morir luego.

Aunque no hubo corredores heridos de gravedad, sí dos heridos leves por contusiones, uno con traumatismo abdominal y otro con traumatismo dorsal, que fueron trasladados a un hospital de Navarra.