Víctor Salvador 
21 de agosto de 2013 / 08:45 p.m.

 

Monterrey • El fin a los “gasolinazos” mensuales y una notable disminución a las tarifas eléctricas, se lograría con la aprobación de la reforma energética, advirtió la senadora Cristina Díaz Salazar.

La también dirigente de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) expresó que estos logros beneficiarán a todos, particularmente a las clases más vulnerables del país.

"Para los nuevoleoneses”, apuntó la senadora Díaz Salazar, “la reforma energética tiene un sentidosocial, porque beneficiará a miles de familias, al reducirse los costos de tarifas de energía eléctrica, primordialmente porque es una zona extremadamente cálida en verano".

Sostuvo que con esta iniciativa de reforma, de trascendencia histórica, presentada por el presidente Enrique Peña Nieto se logrará elevar la calidad de las gasolinas y producción de electricidad.

“La industria petrolera volverá a ser un motor del crecimiento económico de México, al detonar inversiones en nuevas áreas y habrá más recursos para el Presupuesto y programas sociales, derivado de los nuevos negocios en la industria energética”, indicó.

Agregó que el Gobierno de la República está dando un contundente “golpe de timón”, porque no sólo se trata de una reforma energética, sino de algo crucial para el sector popular, que es dotar los beneficios de la voluntad de todos a donde deben llegar: las familias de México.

La senadora afirmó que es necesario tomar medidas urgentes para avanzar en la modernización del sector, ante el inminente colapso de la producción de los energéticos.

"Nuestra aspiración es que en todas las regiones del país se vivan los beneficios de una industria energética próspera y competitiva, que vuelva a ser un verdadero pilar del crecimiento económico y el desarrollo de México", advirtió

Reiteró que legisladores locales así como los diputados federales y senadores del sector popular del PRI, han expresado darle apoyo a la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto.