10 de agosto de 2013 / 01:40 p.m.

Monterrey • Alumnos de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y miembros de la Asamblea Estudiantil recogieron testimonios de trabajadores de la empresa Ternium, luego del accidente del pasado 22 de julio que causó la muerte de 10 personas.

Se trata de dos videos, uno con fecha del 27 de julio y el otro del 1 de agosto, y ambos se encuentran en YouTube bajo el título “Explosión Ternium: Testimonios desde abajo”, con duración de 18 y 17 minutos, respectivamente, en los que los trabajadores de forma anónima relatan su perspectiva del accidente y exponen algunas de las condiciones en las que trabajan.

“Pensábamos que iba a agarrar parejo, nos echaron los vigilantes para afuera, porque ellos también se asustaron (con la explosión), y sin gritar y sin nada fuimos desalojando el área. Y ya vimos cuando empezaron las llamaradas y los compañeros que fallecieron, desgraciadamente, pues ya encendidos ellos, ardiendo en llamas, gritando que les ayudáramos, pero estaba demasiado, muy alto, y no pudimos hacer nada”, explicó una de las trabajadoras entrevistadas.

El primer video se compone de tres testimonios, que la Asamblea indica fueron recogidos en los alrededores de la planta siniestrada de Ternium, y el tercero dentro de una tienda de conveniencia cerca de la Universidad.

Al minuto dos con 36 segundos, en la imagen se puede ver la pregunta "¿Considera que la infraestructura de la empresa está en buenas condiciones?", y en seguida se escucha la voz de la entrevistada, que comenta que en su opinión es "obsoleta".

"Yo ando cerca de donde pasó la tragedia, y pues yo veo que igual que como estaba, para mí no está en buenas condiciones".

También estableció que, por disposiciones de la empresa, los trabajadores no están autorizados a dar ningún tipo de información.

Asimismo, otro de los entrevistados explicó que hay un alto riesgo de que se presente otro accidente, incluso peor, sobre todo en un área llamada "Reducción Directa", la cual está "muy podrida, muy oxidada", expresó.

"Bien sabemos que este tipo de empresas tienen muchos años trabajando y laborando sus equipos, por eso este tipo de empresas son vendidas a los extranjeros, entonces reciben estas empresas en muy malas condiciones y resulta muy costoso reparar los equipos y es cuando vienen este tipo de tragedias, por el mal estado de sus equipos".

"Y más en estas áreas, que son de acería, donde hay muchos elementos, como el nitrógeno, los gases, polvos químicos y todo ese tipo de minerales con que se procesa el acero, que son muy peligrosos", detalló otro de los empleados de la acerera.

Otro de los trabajadores atribuyó las causas del accidente a la falta de seguridad, así como de detectores de gases, y aseguró que es hasta después del siniestro cuando se pretende implementar dichos dispositivos preventivos.

"Ahora, la parte donde ocurrió es una ratonera, una trinchera. Y aunque no hubiera habido una explosión, si sólo hubiera habido fuego también hubiera sido muy difícil salir de ahí. Es una elevación arriba de 60 metros", explicó.

El trabajador coincidió en que, dentro de la planta de Ternium, existen equipos obsoletos, que ya no se utilizan y que otros reciben un mantenimiento deficiente.

El mismo trabajador añadió que si los medios locales tuvieran la intención de difundir lo que realmente ocurrió usarían el equipo con el que cuentan para constatar que la planta afectada se encuentra en condiciones precarias.

DANIEL ANGUIANO