7 de marzo de 2013 / 11:48 p.m.

El funcionario municipal, Rafael Serna, descartó que la degradación de estable a negativa afecte el esquema financiero de la administración, señalando que solamente es un comentario de expectativa.

 Monterrey.- • La degradación de la expectativa financiera de Monterrey, que pasó de estable a negativa en la calificación de Moody's, fue una consecuencia indirecta de la baja asignada por la correduría al Gobierno del Estado, argumentó ayer el tesorero municipal, Rafael Serna.

Pese a ello, descartó que esta modificación pueda afectar el esquema financiero de la administración o las negociaciones en proceso.

"No, en el fondo no (les afecta). Nosotros no bajamos de calificación, nosotros mantenemos calificación, nada más con un comentario de expectativa negativa", sostuvo.

El funcionario municipal detalló que la empresa calificadora consideró diversas variables para degradar la expectativa de la administración, entre ellas, que el estado no tiene la capacidad actualmente para respaldarlos en caso de alguna contingencia.

Serna precisó que ya tuvieron una reunión con los integrantes de Moody's, a quienes presentaron las acciones que han emprendido para mejorar las finanzas del municipio, además de aclararles que desde hace 3 años no reciben fondos provenientes del estado, sin que esto les haya mermado en algo.

"Ellos consideran, le dan un valor a que la baja de estabilidad financiera del estado le pueda repercutir al municipio de Monterrey en caso de que el municipio pudiera tener alguna situación complicada financiera, el estado podría entrar a ayudar financieramente al municipio.

"Su metodología le da una ponderación a la hora de hacer la calificación (…) ellos mencionan que por esa cuestión, en lugar de ser una expectativa estable, la manejan a expectativa negativa", refirió.

A pesar de ello, el tesorero municipal reconoció que en lo que resta del año no tendrán una mejora en su calificación y, a lo más que aspiran, es a recuperar la expectativa de estable en los siguientes meses.

Indicó que durante el primer semestre del año Moody's realizará una nueva evaluación, en la cual esperan mejores resultados.

"Tentativamente julio o agosto probablemente estén por aquí, y en base a los resultados que vean se podrá revisar, difícilmente creo yo que pueda reducir la calificación del municipio (…) es la expectativa que tenemos nosotros, que con los ajustes que estamos tomando internamente en el municipio podamos regresar a la condición de estable", mencionó.

Esta revisión se dará ya con la reestructuración aprobada, que sumado a los incrementos en ingresos y la austeridad en distintos rubros permitirá a la administración mantener los niveles de calificación de años recientes.

LUIS GARCÍA