19 de abril de 2013 / 02:01 a.m.

En una extraordinaria actuación, Tigre de Argentina se clasificó a los octavos de final de la Copa Libertadores al golear el jueves como visitante 5-3 a Libertad de Paraguay, que se complicó con la expulsión de su zaguero Ismael Benegas en el primer tiempo.

Con sendos dobletes de Rubén Botta y Matías Pérez, más un gol de penal de Gastón Diaz, Tigre selló una clasificación dentro del Grupo 2 que parecía imposible hace unas semanas atrás. El partido en Asunción enfrentó a dos rivales que se jugaban el segundo boleto.

Tigres se sumó a Palmeiras de Brasil, que había avanzado de antemano. Palmeiras perdió el jueves 1-0 en su visita a Sporting Cristal de Perú.

Palmeiras y Tigre terminaron encabezando la tabla del grupo con nueve puntos, seguidos de Libertad y Cristal con ocho.

Benegas fue expulsado por el árbitro colombiano Wilmar Roldán a los 35 minutos por una falta violenta sobre Ezequiel Maggiolo dentro del área, dejando a Libertad en inferioridad numérica y con el marcador en contra 2-1. La acción de Roldán propició el gol de penal convertido por Díaz.

Botta anotó a los 10 y 88 minutos, mientras que Pérez consiguió sus conquistas a los 28 y 54 para Tigre que derrochó personalidad y ambición en cancha ajena.

Los goles de Libertad fueron obra de Miguel Samudio (15), José Núñez (38) y Pablo Velázquez (90).

El partido se disputó en el estadio liberteño Nicolás Leoz.

Ap