4 de febrero de 2013 / 06:15 p.m.

Hoy más que nunca Tigres tiene la oportunidad de exorcizar a los Diablos en su propio Infierno, donde no ganan desde hace 10 años, lo que refleja el claro dominio de los mexiquenses sobre los universitarios.

Y es que ante Toluca el próximo domingo, los felinos pueden aprovechar el gran momento futbolístico que viven, al ser los superlíderes del torneo con etiqueta de invictos frente a unos Diablos que no asustan a nadie, luego de acarrear dos derrotas consecutivas.

Ahora es cuando la tropa de Ricardo Ferretti deberá romper ese maleficio de los escarlatas, dirigidos por Enrique Ojitos Meza, ya que no sólo es una década de no doblegarlos en el estadio Nemesio Díez, sino que ya suman 8 años de no hacerlo en cualquier cancha.

Son dos antecedentes muy negativos para los Tigres. El primero se traslada hasta el duelo de ida de los Cuartos de Final de la Liguilla del Clausura 2003. Esa ocasión y en patio ajeno, Tigres se impuso 2-1 a Toluca con un doblete de Kléber Boas. Octavio Váldez anotó por los toluqueños.

Pero en campaña regular, los auriazules no superan en La Bombonera a los rojos desde hace 13 años, cuando en la jornada 4 del Invierno 2000 doblegaron 2-1 a los mexiquenses en el Nemesio Díez.

Las anotaciones del cuadro universitario fueron obra de los delanteros Jesús Olalde y Jorge Santillana, mientras que el paraguayo José Saturino Cardozo había clavado el del empate momentáneo en ese partido.

El desafío entre Tigres y Toluca lanza dos situaciones desde el enfoque que se quiera ver: peligra lo invicto de los felinos por ser los Diablos su "coco" de los últimos años o es la oportunidad de oro para acabar con ese control de los rojos.

La actualidad marca al cuadro de Tuca como los favoritos, tras perder apenas el paso perfecto con el empate 2-2 ante Xolos de Tijuana, luego de que antes venciera a Jaguares 3-0, al Atlante 1-3, contra Atlas 1-0 y frente a Querétaro 0-2.

En tanto que Toluca, liga dos descalabros, 0-1 a Pumas y 1-0 con Pachuca, respectivamente; además de empatar 1-1 frente a Chivas y Puebla en las primeras dos jornadas y perder 1-2 ante León en la fecha 3.

En el último choque entre ambos equipos, la pizarra fue una iguala a un gol con dianas de Lucas Silva y Lucas Lobos, efectuado en el Volcán, pero el réves más escandaloso se dio en la jornada 9 del Apertura 2006.

Los Tigres fueron "quemados" en el Averno 7-0 el pasado 16 de septiembre de ese año con una sobresaliente actuación de Bruno Marioni, tras conseguir cuatro goles en ese duelo, uno más de Vicente Sánchez, otro de Carlos Esquivel y Carlos Morales cerró la cuenta para una humillantes goleada a los entonces pupilos de José Luis Trejo.

Pero hoy Tigres manda en la Liga frente a un Toluca ubicado en la onceava posición con apenas 5 unidades, y tiene los argumentos futbolísticos suficientes para cambiar la historia a su favor.

Raúl Villarreal | Foto: Edgar Montelongo