27 de marzo de 2013 / 12:42 p.m.

Tajín • Con texana, botas y sombrero piteado, la gente llegaba desde temprano al parque temático de Cumbre Tajín para su cita con Los Tigres del Norte, y pese a la lluvia y el clima cambiante que se registró el ánimo no decayó en la última velada en Papantla, Veracruz, que se convirtió en un gran baile.

Incluso, al saber de la conferencia de prensa que darían Los Tigres del Norte previo a su presentación, la gente se arremolinó sobre las vallas de seguridad del quinteto, con el fin de lograr una firma o una foto con los hermanos Hernández.

El video, en el que se presenta un resumen de las vidas de los músicos, a través de su Unplugged Tigres del Norte and Friends causó los primeros gritos entusiasmados, pero cuando en la pantalla apareció en rojo el nombre de la banda surgida en Sinaloa, un estremecimiento se notó en la gente que se apretujó para acercarse al escenario.

Minutos antes, la banda que ha sido premiada en infinidad de ocasiones, había hablado de la adrenalina que implicaba presentarse en un lugar distinto a los que les dan confort, pero ya bendecidos por los abuelos totonacas salieron a escena en traje blanco e interpretaron los temas que habían seleccionado para esa noche especial.

“"Golpes en el corazón"” arrancó los suspiros e hizo dejar las cervezas a un lado, para que el público agarrara a su pareja de baile, permanente o provisional, con la intención de quitarse el frío provocado por la lluvia leve que se registró durante toda la tarde.

Con cariño y respeto, los integrantes hablaron con el público, que registró la mayor asistencia y también la mayor seguridad al interior del recinto preparado para los conciertos.

En el pasto, la gente también escuchaba, tapada con impermeables fabricados con bolsa de plástico, otros bajo cubierta, y desde el Nicho de la Música el aire comenzaba a sentirse raro por el calor humano, que combinaba lluvia, sudor y alcohol.

Junto a las pantallas, un grupo de espectadores parecía hipnotizado sin importar el clima, pues miraban a estos íconos entregarse en el escenario, como solo ellos lo saben hacer. A ritmo de aplausos tras cada canción, la estancia del grupo surgido en 1968 se fue haciendo más extensa, hasta cubrir con su horario y sobrepasarlo al tocar de las 10:30 pm hasta una hora y media pasada la medianoche.

“"La mesa del rincón"”, “"La reina del sur"”, “"América"”, “"La puerta negra"”, “"Mi fantasía"” fueron temas muy pedidos y complacidos en la cita que se prolongó hasta la 1 de la mañana, cuando empezaron a anunciar su retiro de escena, agradeciendo al público y a Dios por su participación.

ClavesLo que viene

Tienen planes de lanzar un disco en agosto, porque existen muchas historias qué contar sobre la sociedad.

Vicente Fernández se despedirá este año, por lo que Los Tigres mencionaron su interés por hacer un tema juntos.

Tras la edad implacable, no se imaginan otras generaciones de Tigres.

Julieta Venegas y Celso Piña calentaron el ambiente.

SOFÍA REYES/ENVIADA