11 de mayo de 2013 / 02:10 p.m.

El superlíder Tigres de la UANL quiere demostrar su condición de favorito y remontar cuando reciba a Monterrey, que llega con la mínima ventaja al partido de "vuelta" de cuartos de final del Torneo Clausura 2013 de la Liga MX.

Este duelo tendrá como escenario la cancha del estadio Universitario, donde el balón comenzará a rodar cuando las manecillas del reloj marquen las 19:00 horas.

La escuadra de la UANL estuvo lejos de ofrecer su mejor nivel en la "ida" y su funcionamiento no fue el mismo de la fase regular, sobre todo en cuanto al deseo de ir al frente, ya que eso lo hizo hasta que se vio abajo en el marcador.

Pero ante su gente la postura debe ser completamente otra, no solo porque están obligados a ganar, sino porque necesitan confirmar las razones que los han etiquetado como el máximo aspirante al título.

Esa ansiedad que pueda mostrar debe ser bien manejada por la experiencia del técnico, el brasileño Ricardo Ferretti, quien prácticamente está obligado a seguir adelante en el certamen, sino será imposible justificar el desinterés que mostraron por la Liga de Campeones de la Concacaf.

Mientras, los Rayados sumaron un resultado importante pero que no define absolutamente nada, y menos por el hecho de que tendrán que cerrar en "campo enemigo", donde tendrán poco respaldo por parte de su afición.

Una ventaja, sin embargo, siempre será bienvenida, más aún del lado de un equipo muy experimentado y que sabe muy bien cómo explotar los espacios que se le pueden presentar.

El hecho de no haber recibido gol como local eEl superlíder Tigres de la UANL quiere demostrar su condición de favorito y remontar cuando reciba a Monterrey, que llega con la mínima ventaja al partido de "vuelta" de cuartos de final del Torneo Clausura 2013 de la Liga MX.

Este duelo tendrá como escenario la cancha del estadio Universitario, donde el balón comenzará a rodar cuando las manecillas del reloj marquen las 19:00 horas.

La escuadra de la UANL estuvo lejos de ofrecer su mejor nivel en la "ida" y su funcionamiento no fue el mismo de la fase regular, sobre todo en cuanto al deseo de ir al frente, ya que eso lo hizo hasta que se vio abajo en el marcador.

Pero ante su gente la postura debe ser completamente otra, no solo porque están obligados a ganar, sino porque necesitan confirmar las razones que los han etiquetado como el máximo aspirante al título.

Esa ansiedad que pueda mostrar debe ser bien manejada por la experiencia del técnico, el brasileño Ricardo Ferretti, quien prácticamente está obligado a seguir adelante en el certamen, sino será imposible justificar el desinterés que mostraron por la Liga de Campeones de la Concacaf.

Mientras, los Rayados sumaron un resultado importante pero que no define absolutamente nada, y menos por el hecho de que tendrán que cerrar en "campo enemigo", donde tendrán poco respaldo por parte de su afición.

Una ventaja, sin embargo, siempre será bienvenida, más aún del lado de un equipo muy experimentado y que sabe muy bien cómo explotar los espacios que se le pueden presentar.

El hecho de no haber recibido gol como local es otro punto a favor para el cuadro de Víctor Manuel Vucetich, pues si se hacen presentes en el marcador en este duelo puede ser determinante para inclinar la balanza a su favor.

Para avanzar a semifinales, los del "Tuca" requieren ganar 1-0, pero si reciben gol tendrán que hacerlo por dos; en tanto, al campeón de la Concacaf le basta el empate por cualquier marcador, el triunfo o derrota por diferencia de uno, siempre y cuando marquen una anotación.s otro punto a favor para el cuadro de Víctor Manuel Vucetich, pues si se hacen presentes en el marcador en este duelo puede ser determinante para inclinar la balanza a su favor.

Para avanzar a semifinales, los del "Tuca" requieren ganar 1-0, pero si reciben gol tendrán que hacerlo por dos; en tanto, al campeón de la Concacaf le basta el empate por cualquier marcador, el triunfo o derrota por diferencia de uno, siempre y cuando marquen una anotación.

Notimex