31 de marzo de 2013 / 03:47 p.m.

Tigres respira tranquilo pues mantiene el invicto dentro del Clausura 2013 en la Liga MX, luego de que el Puebla de La Franja fue incapaz de imponer condiciones la tarde del domingo en la cancha del estadio Cuauhtémoc, donde los felinos se marcharon a casa con los tres puntos en la bolsa tras el 2 por 1 final.

Duelo en el que los norteños tuvieron el control en gran parte del encuentro, lo que se manifestó desde los primeros minutos, cuando al 5 en el reloj, Danilo Verón se vistió de luces con un autopase que dejó viendo visiones al contrario, siendo Alberto “El Venado” Medina que salvó a los suyos tras barrerse de manera oportuna cuando el rival se perfilaba a sacar el disparo.

Ello pronto tuvo respuesta, pues apenas al 6, un desborde que por izquierda generó “El Chavo” Matías Alustiza culminó con un disparo a la tribuna del norteamericano, Michael Orozco, que se lamentó su pifia ante el suspiro del respetable blanquiazul que contrastó con la buena entrada que los seguidores universitarios hicieron en un sector de la grada.

Si bien el esférico pasó más tiempo en los botines de la UANL, La Franja tuvo varias oportunidades que no cuajó, donde fresco en la memoria quedan los intentos de Diego de Buen y Jonathan Lacerda que exigieron al arquero, Enrique Palos, para resolver con oportunidad y así evitar la debacle.

La escuadra norteña también tuvo sus ocasiones de gol previo a la diana que inauguró el tanteador, en las que destacaron los embates de José Francisco “El Gringo” Torres y Hugo Ayala, que a nada estuvo de horadar la cabaña defendida por Víctor Hugo Hernández, pero la intervención del juvenil Camotero, Pablo González, le robó la gloria de los pies.

Al llegar el 32, Lucas Lobos abrió el esférico al arribo de Danilo Verón, que por izquierda sacó un centro raso que Luis García definió a la perfección para iniciar el festejo con el 0-1, mismo que cayó como auténtico balde de agua helada en la fanaticada blanquiazul que enmudeció ante la ola amarilla.

Situación que pese a obtener respuesta de parte de los locales, no fue suficiente para cambiar el derrotero de la historia, que con la ventaja para los foráneos, arrancó la parte complementaria donde se dio el regreso a la actividad del ecuatoriano, Félix Borja, que luego de ingresar, tuvo una muy clara en el área que desperdició.

Tigres habría de irse al frente una vez más pero el tanto fue anulado por la posición adelantada en la que Lucas Lobos incurrió, lo que hizo reaccionar a los dirigidos por Manuel Lapuente, que al 58, encontraron el tanto de la igualada, gracias al centro que Matías Alustiza puso casi con la mano al testarazo de DaMarcus Beasley que colocó así el 1 por 1.

Si bien la reacción fue esperanzadora para los del Puebla, todo fue un mero espejismo, ya que La Fiera no renunció a buscar el botín completo, lo que habría de encontrar al 86, luego de que un disparo de Elías Hernández fue rebotado a Lucas Lobos, que se internó en la zona de peligro para dejar en bandeja de plata el balón a Alan Pulido que no perdonó y mató las aspiraciones de los angelopolitanos con el 2 por 1 definitivo.

Puebla se mantiene con 14 puntos y ahora deberá preparar el terreno para lo que será la semifinal de Copa MX, en la que tendrá que visitar a los Potros de Hierro del Atlante.

Edgar González