2 de diciembre de 2013 / 01:52 a.m.

Al minuto 80 Emanuel Villa entró al área por la banda derecha, sin un defensa que le hiciera sombra, el Tito sacó un tiro raso que superó el lance del portero americanista, Moisés Muñoz, la pelota dio en el poste y salió rechazada, sin que nadie de Tigres pudiera rematarla. Esa jugada marcó el destino de las Águilas, la fortuna le sonrió al equipo del Piojo, pues si ese gol hubiera caído, América tendría que haber buscado un tanto más.

Cortesía La Afición