1 de julio de 2013 / 01:39 a.m.

Neymar, proclamado como el mejor jugador de la Copa Confederaciones, afirmó hoy que la conquista del era algo que muchos consideraban "imposible".

El título "es una cosa que para muchos era imposible y nada es imposible. Es imposible para los hombres, pero no para Dios y el equipo jugó mucho, más de los que las personas pensaban e hicimos a mucha gente feliz", declaró tras recibir los trofeos como mejor jugador de la final y del torneo.

Neymar también obtuvo la 'Bota de bronce' concedida al tercer goleador.

"A todo jugador le gusta una final y más ante la mejor (selección) del mundo y que tiene jugadores fantásticos", subrayó el atacante del Barcelona.

EFE