21 de agosto de 2013 / 01:41 a.m.

En el 2007 Edgar Quintero festejaba el campeonato más reciente de los Sultanes de Monterrey, seis años después al jardín izquierdo y bateador designado de la novena regiomontana le gustaría volver a disfrutar las mieles de un título pero ahora bajo las órdenes de su entonces compañero: Miguel Flores.

Sobreviviente del equipo campeón de la Liga Mexicana de Beisbol del 2007, Quintero sabe que la oportunidad de convertirse nuevamente en campeón con el equipo regiomontano está más cerca que nunca, sobre todo por la conjunción y armonía que hay en la franquicia regiomontana.

"Gracias a Dios ya tenemos el primer paso dado, estamos tratando de mantener el ritmo que teníamos, habíamos agarrado muy buen ritmo para llegar a la cita importante, estamos esperando al rival, sabemos que independientemente de quien nos toque jugar vamos a salir a tratar de ganar.

"El objetivo de nosotros es el campeonato, independientemente de quien nos vaya a tocar, a nosotros nos va a preocupar lo que hagamos nosotros y no lo que hagan los otros equipos", sentenció el pelotero

Con 17 años en la novena regiomontana, el zurdo recuerda con beneplácito el título del 2007 y confía en poder alzar nuevamente el trofeo de la Serie del Rey.

"Soy el que tiene más años en el equipo, llevo 17 y fue una experiencia muy bonita, entonces me encantaría volverla a repetir porque fue muy bonita y en ese entonces nos coronamos aquí, donde sea, no importa esta vez pero tratar de volver a ser campeones.

"Son experiencias que no cambia por nada, hay muchos jugadores que en su carrera jamás son campeones, ese es un sentimiento que no se puede explicar solamente hay que vivirlo y disfrutarlo", indicó.

La serie final iniciará en la casa del campeón de la Zona Sur, aún no definido, con dos encuentros este sábado y domingo para trasladarse al palacio sultán los días 27, 28 y 29 de agosto. De ser necesario regresaría a la Zona Sur.

Para Edgar Quintero cerrar la temporada 2013 de la LMB con el título sería todo un logro personal, sobre todo porque batalló con lesiones durante la campaña.

MARTHA CEDILLO