24 de abril de 2013 / 01:57 a.m.

Jupp Heynckes, entrenador de Bayern Munich, no canta victoria con la goleada de 4-0 sobre FC Barcelona y pese a estar contento, se mostró cauto al recordar que faltan 90 minutos para que la eliminatoria se decante a su favor.

"Vamos a disfrutar de lo que ha pasado esta noche, pero nada más. Es importante seguir las directrices tácticas contra el Barcelona y eso es lo que debe hacer mi equipo para destacar este año", manifestó Heynckes.

"La conciencia táctica de este equipo es de primer nivel, al igual que el deseo de correr y luchar por los demás. El juego de esta noche fue un ejemplo perfecto de ello. Estoy feliz por el resultado, pero no estoy conmovido por ello. Sé que todavía nos quedan 90 minutos muy difíciles en España", advirtió.

Después de la abultada victoria en la Allianz Arena, el plantel bávaro deberá viajar la próxima semana al Camp Nou, donde se jugará la vuelta de las semifinales de la Champions League, en la que una derrota de 0-3 (esta temporada no han encajado más de un gol), les otorgaría el pase a la final.

"Soy una persona humilde, hay que jugar primero. Lógicamente tenemos muchas opciones de llegar a la final", dijo al respecto el estratega, quien mencionó que sus pupilos tienen hambre de títulos luego que en los últimos tres años perdieron dos finales.

"Hemos desplegado un futbol extraordinario durante toda la temporada. Tras fallar en los últimos años hemos generado más hambre de ganar", sentenció Heynckes.

Notimex