5 de febrero de 2013 / 01:47 a.m.

Las dos derrotas consecutivas en la Liga ocupa a los choriceros pero no merma en lo absoluto sus deseos y convencimiento de trascender, tanto en la liga mexicana como en la Copa Libertadores de América. "No es lo que teníamos presupuestado, obviamente cuando no se gana las cosas no se ven bien pero tampoco podemos desesperarnos, confiamos en la capacidad y plantel que tenemos, sabemos que se puede revertir, se complica porque vienen los dos torneos, pero sabíamos que así iba a ser y tenemos que trabajar, no podemos ponernos a llorar y pensar que somos muy malos, la única fórmula para revertir esto es ponernos a trabajar y ganar un poco de confianza", explicó el zaguero escarlata Marvin Cabrera.

Una de estas ocupaciones es la falta de gol en los recientes juegos, lo cual esperan cubrir con el regreso de sus delanteros y sobre todo con mejores métodos de ataque. "Van dos partidos en que quedamos en cero, sí es algo que nos ocupa, sabemos que debemos mejorar y ser más certeros en los pases, nos vamos mal de los últimos dos partidos porque no es Toluca que conocemos, lo hemos platicado y sabemos que es momento de demostrarlo en la cancha porque las palabras se las lleva el viento. A nadie le gusta esta situación, estamos lejos de lo que conseguimos el torneo anterior pero no podemos volvernos locos, hay que estar tranquilos y consientes de nuestra capacidad, confiar en los compañeros y en el cuerpo técnico".

VIENE EL TRAJÍN Ésta será la última semana de entrenamientos largos para Toluca en por lo menos dos meses, pues a partir de la próxima se les vendrá su debut en Copa Libertadores y la necesidad de presentar mejores cosechas en la liga local.

"Lo pasado ya está, suena trillado pero es así, simplemente se debe aprender de los errores y tratar de revertir esto, por eso el domingo buscaremos ganar sí o sí. Ganar siempre es importante y más con equipos sólidos como Tigres, de hecho es una semana difícil porque es Tigres, Boca y América, pero es lo importante, ganando esos partidos la confianza del equipo se iría al cielo y retomaríamos ese nivel, por eso hay que verlo por ese lado, como objetivos a corto plazo para que después se nos den los de mediano y largo plazo, lo sabemos con un funcionamiento adecuado".

NO LES ESPANTA EL LÍDER Las realidades de Tigres y Toluca en este momento son muy distintas; los mexiquenses sumidos en un bache con apenas 5 puntos en la liga, mientras que los felinos son líderes e invictos, antecedentes que a los Diablos los motivan a ganar este domingo, pues saben que un triunfo ante los norteños les regresaría mucha confianza en su funcionamiento.

"Tigres es un equipo muy sólido y muy fuerte, por eso lo hace más atractivo para nosotros, es la oportunidad de empezar a revertir esta mala situación y a todos nos dará un empuje anímico importante", explicó Marvin.

Y añadió: "a ningún equipo se le teme, es un conjunto muy bueno y sólido, pero de temer no se le teme a nadie, está muy parejo el futbol mexicano y mundial, también ellos saben que no pasamos por un buen momento pero somos un equipo fuerte".

Por último, Cabrera detalló que los Diablos han tocado fondo y a partir de este domingo se verá un rostro diferente, pues saben que no pueden arrastrar el prestigió de la institución a al que representan.

"Hay experiencia, sabemos que esto será complicado pero lo importante es estar unidos, quitarnos las telarañas y regresar a las fórmulas que nos han funcionado. Toluca no puede estar dando la cara que ha dado últimamente, sabemos a la institución que representamos, la tradición que tiene en el futbol mexicano por eso debemos estar tranquilos de mente y demostrarlo en la cancha".

Jesús Quezada