3 de abril de 2013 / 02:02 a.m.

Aunque se mostró agradecido por el excelente trato de Nacional, por haberle prestado a Toluca algunas de sus instalaciones para trabajar, el defensa Edgar Dueñas mencionó que en la cancha todo se olvida y la consigna de su equipo es la de salir con el triunfo.

La escuadra que dirige Enrique Meza realizó su primer entrenamiento en suelo "charrúa" en las instalaciones de Los Céspedes, que es propiedad del rival en turno.

"Creo que ya en la actualidad eso es importante y cada vez se da más el respeto, el apoyo y la comunión entre los clubes, y también tener la oportunidad de trabajar en las instalaciones de club con la historia que tiene el Nacional y lo que viene también para el partido", dijo.

Asimismo, aceptó que jugar en su estadio (el Centenario), que es uno de los más grandes y de los más importantes de este país, es una motivación "y esperamos regresar con buenas cuentas a México".

Consideró que, más allá de que fue bastante complicado el viaje que realizaron, el equipo está bien en todos los aspectos, por lo que confió en que ofrecerán una actuación a la altura.

"Fue un viaje largo, pero ya estamos acá y trabajando, con la mejor disposición, sabiendo cuál es la importancia de este partido, y tratar de afinar la situación física y un poco en lo táctico para lo que se viene, frente un gran rival, un rival directo en la posición de la tabla, del grupo", estableció.

Finalmente, aceptó que son conscientes de que este resultado es fundamental en sus aspiraciones de avanzar a la siguiente ronda, con miras al último juego en casa frente a Boca Juniors.

"Es de las últimas oportunidades que tenemos, pero lo bueno es que todavía está en nuestras manos y esperamos poner todo lo que está de nuestra parte. Todavía nos quedaría el último partido de locales, frente a Boca, pero creo que las amplias posibilidades que tenemos están ahora en lo que hagamos aquí en Uruguay", sentenció.

Notimex