12 de abril de 2013 / 01:26 p.m.

 Desde que hizo Minority Report (Sentencia previa) Tom Cruise había estado buscando una cinta que lo volviera a poner en la cumbre del género de la ciencia ficción. Desde entonces, habiendo pasado por una muy criticada Guerra de los mundos, se había abocado a buscar la cinta que lo hiciera feliz. En un platica con ¡hey! el actor aseguró que por fin encontró lo que buscaba.

"“Había estado buscando ciencia ficción y cuando conocí a Joe Kasinski y vi su trabajo, wow… este tipo (interrumpe un segundo para saludar a las fans que gritaban), él sabe hacer películas. Y es un creador de mundos. Y la historia en sí es muy diferente a cualquier cosa que haya visto antes. Y al observarla se van a dar cuenta, incluso cuando estamos en la torre espacial, esos no son efectos especiales. Joe fue a Hawái a filmar formaciones de las nubes. Amaneceres y atardeceres. Y luego lo que hizo fue tener enormes proyectores alrededor de la torre y ponerlas en la pantalla"”.

Kasinski, de 38 años, fue aprobado y prácticamente escogido a mano por Cruise. Él había destacado especificamente por hacer la versión de la cinta Tron, de 2010, y su visión estética, sin la menor duda, se puede apreciar en la pantalla. Sin embargo, existe otro tema necesario y relevante para contar la historia de Oblivion, basada en un cuento corto ilustrado: el necesario triángulo amoroso, tema que también emociona mucho a Cruise.

“"Cuando hablamos de gran ciencia ficción debes tener ese elemento humano, la relación dinámica entre los personajes y sutileza de la historia que haga que los giros y cambios de esta cinta, provoquen que hasta su último cuadro sorprenda al público. Estoy tan contento con mi película”".

Por su parte, Andrea Riseborough, quien interpreta a la fiel Victoria, y quien se dio a conocer por interpretar a Wallis Simpson en la cinta W.E. de Madonna, habla de las dificultades de su personaje.

"“Creo que ella es una mujer que vive en una caja de cristal y está feliz de vivir en su caja de cristal. Desde que puede recordar ha amado a Jack y eso es lo que la motiva, pero ella, en su naturaleza y en su ADN, es lógica, sensible, casi reprimida"”.

Y es que Victoria tiene que enfrentar la llegada de otra mujer a la vida de su pareja. Asunto nada fácil de manejar, porque su relación queda perdida precisamente en el espacio. Una buena forma de definirlo en inglés es con el mismo nombre de la película: Oblivion. Pero la actriz, a diferencia del personaje, nunca pierde su optimismo.

“"¿Cuando escucho la palabra Oblivion en qué pienso? Supongo que en posibilidades sin límites. Y eso es lo que la película ofrece, de hecho. Es completamente única. No creo que se haya hecho algo igual antes. Además de la belleza que ves en la pantalla sabes que hay una hermosa y compleja historia humana"”.

Sobre la lucha por las atenciones de Jack (Cruise) se queda meditando unos segundos antes de contestar."“Está tan enamorada de su sentir de aventura, que es tan opuesto a todo lo que ella es, que también quiere capturarlo. Está tan emocionada por la vida que tendrán cuando acabe el trabajo. Así que, de manera extraña, ella pasa por un tremendo trauma”".

Y luego está la otra mujer. Olga Kurlyenko o Julia. La mujer ideal que parecía no existir, y de pronto llega de la nada a desencadenar el caos. Tema difícil, sobre todo si pensamos que Olga lleva junto a su nombre el contundente título de “chica Bond”. Aunque aquí interpreta a alguien completamente distinta.

""Julia es una astronauta. Debe ser muy resistente y fuerte porque tuvo que pasar por el entrenamiento físico que pasan todos los astronautas, pero descubrí cuando me empecé a preparar para el personaje y ver todos los videos que estas personas verdaderamente pasan por algo muy difícil para poder ser quienes son”".

— SUSANA MOSCATEL