15 de marzo de 2013 / 01:30 a.m.

El presidente de la Mesa Directiva, Antonio Gaspar, confirmó que de nueva cuenta se tuvo que suspender la sesión del Pleno debido a que integrantes del CETEG mantienen tomada la sede.

 

Guerrero • Debido a la toma de las instalaciones del Congreso local, la sesión programada para este jueves quedó suspendida hasta que haya garantías de que los representantes populares no serán agredidos por los maestros que impugnan la Reforma Educativa.

Antonio Gaspar Beltrán, presidente de la Mesa Directiva del Congreso local confirmó que la sesión de Pleno programada para el jueves 14 de marzo quedó suspendida, como ocurrió con la que debió desarrollarse el martes 12.

El Congreso local regresó de su periodo de receso el 1 de marzo, ese día se reunieron 24 diputados en una sede alterna, realizaron la instalación correspondiente y citaron para el martes 12.

Pero el día de la primera convocatoria llegó y el Congreso local seguía tomado por la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), por lo que el encuentro parlamentario se reprogramó para el jueves 14.

“La Comisión de Gobierno está en el acuerdo de no sesionar hasta en tanto no haya garantías plenas para hacerlo, porque no vamos a hacerlo a escondidas como si fuéramos delincuentes, tampoco asumiremos una actitud retadora ante los trabajadores de la educación ni pondremos en riesgo a nuestros compañeros”, señaló el integrante de la fracción parlamentaria del PRD.

Manifestó que el Poder Legislativo de Guerrero hace lo necesario para promover la instalación de los puentes de dialogo entre los profesores y el gobierno estatal, ya que la prolongación del movimiento parista genera mucha preocupación por la implicaciones sociales que tiene.

Aclaró que el tiempo que se pierda se recuperará, pero insistió en que de ninguna manera se asumirá una postura que agite más el ambiente social en la entidad, por eso es que han declinado a sesionar mientras prevalezca el conflicto.

“En cuanto haya condiciones, nosotros sesionaremos las veces que sean necesarias para retomar el trabajo, lo rescatable es que no hay en estos momentos un tema que se complique con la falta del espacio adecuado para trabajar”, indicó.

Manifestó que salarialmente no se perjudica a los trabajadores del Congreso, ya que se está consciente de que estos no tienen la culpa de la inactividad.

Las comisiones tienen su propio ritmo de trabajo y sus integrantes ya se organizaron para desahogar los asuntos que tienen pendientes.

De los trabajos más importantes dijo que se sigue el curso adecuado; uno está representado en los foros para la Reforma a la Constitución Política local, coordinados por la diputada local del PRD Avelina López Rodríguez, en tanto que el otro es el tema del bicentenario de la instalación del Primer Congreso de Anáhuac, que coordina el priísta Héctor Astudillo Flores y que mantiene un calendario de actividades que no se ha modificado por las protestas.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN