10 de julio de 2013 / 11:43 p.m.

Chilpancingo.-  Habitantes de la cabecera municipal y trabajadores del ayuntamiento de Teloloapan enfrentaron a un grupo aproximado de 70 hombres que habían tomado las instalaciones y hay varios detenidos que serán canalizados al Ministerio Público del fuero común.

Los 70 hombres que se apoderaron parcialmente del Palacio Municipal, no se asumieron como integrantes de alguna organización social, tampoco dijeron cuáles eran sus demandas, mientras mantenían encerrados a trabajadores y visitantes. Solo decían que esperaban a su jefe y que en su momento sabrían de qué se trataba.

La acción derivó en dos enfrentamientos, en el primero intervinieron solo trabajadores del municipio, pero en el segundo hubo una participación directa de los ciudadanos y propietarios de negocios del primer cuadro de la ciudad.

Regidor lanza alerta en Facebook

Alrededor de las 15:00 horas, el regidor Antonio Salgado Bravo emitió una alerta desde su cuenta de Facebook.

“Alerta y pánico en Teloloapan”, señaló el integrante de cabildo desde su muro.

El “post” recibió casi de inmediato 32 “me gusta” y las manifestaciones de apoyo de sus contactos fueron inmediatas, la mayoría preguntando por lo que ocurría.

“Un grupo de encapuchados asaltó el ayuntamiento, golpeando a todos; hombres y mujeres pretendiendo encenderlo”, respondió.

Una mujer cuestionó: ¿Ya se defendieron, los metieron a la bartolina?La respuesta fue la de una persona exasperada: “Si pendeja ven al interior del ayuntamiento”.

Más tarde, casi a las 16:30 horas, reportó que ya estaba en su domicilio, sano y salvo, por lo que agradeció las muestras de preocupación.

Entre los comentarios que siguieron, llamó la atención el de la regidora de Iguala Soledad Mastache, quien escribió: “Con cuidado Toño y cuida a Nachito (en referencia al presidente municipal Ignacio de Jesús Valladares Salgado), que cada día está más chiquito, ja ja ja, un abrazo para los dos”.

Esperaban a su jefe

Vía telefónica, el presidente de Teloloapan, Ignacio de Jesús Valladares Salgado, aclaró que se trató de un grupo aproximado de 70 hombres jóvenes que irrumpieron en el ayuntamiento.

Dijo que no eran hombres armados, que si tenían algún tipo de pistola o rifle, nunca lo mostraron.

Parte de los trabajadores se movilizaron en cuanto percibieron al grupo y cerraron varias áreas del inmueble, por lo que éstos se posicionaron en las oficinas del corredor principal.

Los representantes del cabildo solicitaron que dijeran de qué organización formaban parte y que se identificaran, lo que no ocurrió.

“Ellos decían que esperarían a su jefe y que en su momento íbamos a saber de que se trataba”.

Pasadas las 15:00 horas, momento en que el regidor Antonio emitió la alerta, las puertas se abrieron por la fuerza y hubo un primer enfrentamiento entre los desconocidos, funcionarios, visitantes y trabajadores.

En ese primer encontronazo resultó con lesiones el director de Desarrollo Rural, José Luis Ruvalcaba; luego, el subdirector de Gobernación, Jesús Antunes, contuvo un sillazo con una mano y esto le generó una herida que después tuvo que ser suturada con varios puntos.

Los trabajadores que se escaparon en el primer choque, pidieron auxilio a la población que estaba en el primer cuadro de la ciudad, misma que se agrupó y acudió en auxilio de los que permanecían encerrados.

La mayoría de los que participaban en la toma se intimidaron al ver la muchedumbre acercarse y desde la primera embestida se dispersaron. La mayoría escapó, pero algunos quedaron en poder de los ciudadanos.

El alcalde Ignacio Valladares señaló que no tiene el número de detenidos, pero anticipó que serán turnados al Ministerio Público del fuero común para que proceda conforme a derecho.

Esperaba que en el transcurso de la tarde llegaran elementos del Ejército nacional para resguardar la cabecera, ya que no se sabe a qué tipo de organización pertenecen los jóvenes que generaron la violencia.

Redacción