9 de septiembre de 2014 / 02:30 p.m.

Detroit.- Con un toquecito en un teléfono inteligente, un conductor podría hacer que su automóvil se dirija a un estacionamiento, encuentre un lugar libre y se estacione, todo automáticamente.

Una tecnología desarrollada por Valeo, una firma francesa de repuestos automotores, emplea una decena de sensores ultrasónicos, cámaras con alcance de 360 grados y un escáner con láser para estacionar con precisión y seguridad.

Cuando el conductor termina con su entrevista en una empresa o su cena en un restaurante, con otro toquecito en el teléfono puede hacer que el auto vuelva solo.

Los beneficios posibles son múltiples. Un estacionamiento más ordenado significa menos congestión. Los conductores se ahorran el tiempo y la molestia de buscar un lugar libre. Los estacionamientos pueden alojar más vehículos en un espacio limitado.

El sistema totalmente automatizado, llamado "Connected Automated Valet Parking" (Asistente de Estacionamiento de Conexión Automática), todavía está por lo menos a una década en el futuro. Más gobierno estatales en Estados Unidos deben permitir automóviles sin conductor y los equipos deben ser perfeccionados.

De todos modos, los ejecutivos de Valeo lo consideran un paso enorme hacia un futuro en el que los vehículos se manejen solos.

Otras compañías ya han demostrado sistemas de autoestacionamiento, pero en la mayoría de los casos el conductor debe hallar el lugar y accionar el sistema para hacerlo funcionar, pero el sistema de Valeo, demostrado el lunes en una conferencia en Detroit con un vehículo deportivo utilitario Land Rover, permite que los automóviles ejecuten tareas que actualmente necesitan un conductor.

"El auto puede ejecutar una maniobra de estacionamiento mucho más precisa que nosotros los humanos", dijo Amine Taleb, gerente de sistemas avanzados de conducción.

El sistema impide que el auto choque o embista nada, afirmó Taleb y puede frenar y maniobrar de por sí para evadir un riesgo como otro vehículo en movimiento. El conductor incluso puede ver cómo el auto se estaciona por medio de cámaras y programas que simulan una vista aérea.

FOTO: Especial

AP