27 de marzo de 2013 / 03:30 a.m.

Punto y aparte. Para los Diablos Rojos del Toluca el receso en la Liga MX vino bien, a tiempo y justo para reflexionar sobre su irregular paso en el torneo de Clausura 2013, momento para dejar atrás los malos ratos y reiniciar su camino rumbo a una posible clasificación a la liguilla, una misión que saben compleja más no imposible.

Por eso este sábado por la tarde ante Tijuana será el parte aguas del Toluca, un nuevo comienzo que esperan sea diferente, productivo y que arranque con una victoria en casa.

"Hay que ver todo lo positivo, ya sabemos todo lo que ha pasado en el transcurso del torneo, lo que nos queda es seguir trabajando porque todavía se puede en los dos torneos, depende de nosotros nada más, con una buena actuación este sábado seguro empezaremos algo muy importante", expresó el delantero de los choriceros, Juan Carlos Cacho.

Algo que ha adolecido el conjunto mexiquense ha sido de contundencia frente al arco rival, goles que para Cacho deben hacerse sin importar quién la empuje a las redes ni el número, sólo los necesarios para que los Diablos sumen a tres puntos y suban escalones en la clasificación general.

"Son rachas, siempre cuando no se meten muchos goles recae en los delanteros, en la parte de adelante, pero nosotros estamos tranquilos, sabemos que haciendo bien las cosas no importa que no metamos gol nosotros, siempre cuando el equipo juegue bien y se gane; vamos a seguir trabajando, no desesperarnos, sí vamos a tratar de buscar mayor contundencia adelante y este sábado vamos a tratar de hacerlo, de empezar desde ahí".

Jesús Quezada