16 de febrero de 2015 / 07:47 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- La procuraduría capitalina reveló que la explosión en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa ocurrida el pasado 29 de febrero en la que murieron cinco personas, derivó de dos tornillos rotos en la bomba de despacho inferior del tanque de la empresa Gas Express Nieto.

En rueda de prensa, el procurador de la Ciudad de México, Rodolfo Ríos, explicó que el tanque tenía un derrame de gas líquido; éste se evaporó y ocasionó una nube de gas LP que entró a las instalaciones del hospital.

Durante la rueda de prensa, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, dijo que se abrió un procedimiento administrativo sancionador contra la empresa gasera para la revocación de su permiso de distribución de GAS LP en Tláhuac.

FOTO: ArchivoTELEDIARIO DIGITAL