2 de diciembre de 2013 / 11:40 p.m.

Porque renunciar al sueño de jugar en el futbol de Europa sería tanto como bajar los brazos en su carrera, Jorge Torres Nilo expresó su deseo de buscar una oportunidad de emigar al viejo continente.

El defensor de los Tigres manifestó que pese a que recientemente renovó por tres años más su contrato que lo liga al conjunto universitario, él sigue pensando en emigrar a otro futbol, aunque en dado caso lo haría guardando las formas y agradecido con lo que hasta el momento le ha brindado el club en su carrera.

"El sueño europeo si me lo quitara ahí sería el acabose profesionalmente hablando para mí. Siempre está la ilusión, pero realmente no me voy a ir por la puerta de atrás con la institución que me ha brindado la oportunidad de bastantes cosas.

"Gracias a Dios llegue a este club, firmé hace dos o tres semanas y aquí voy a seguir el tiempo que Dios diga, siempre que haya algo de esa ilusión (emigrar)que todavía tengo va a ser siempre para ambas partes", expresó El Pechu.

Torres Nilo llegó a Tigres para el Apertura 2010 y de inmediato se hizo del puesto titular en el equipo.

Arribó recién desempacado del Mundial de Sudáfrica 2010 y con los universitarios siguió proyectándose hasta lograr el campeonato de Liga en el Apertura 2011 y ser frecuentemente convocado a la Selección Mexicana.

Fueron mejores

Respecto a la eliminación que sufrió el equipo tras caer en la serie de Cuartos de Final ante el América, Torres Nilo consideró que Tigres hizo mejor las cosas, aunque desafortunadamente no les alcanzó para avanzar.

"La verdad sí hubo dos buenos partidos de nosotros, ellos (América) no jugaron mal tampoco, pero sí creo que la balanza se inclinó un poco más a Tigres, pero en el resultado no se reflejó, hubo dos empates y lastimosamente no se dio la calificación", expresó.

Tigres cayó en la serie pese a que el resultado final fue un empate 3-3 en el marcador global, debido al criterio de goles marcados como visitante, ya que América anotó 2 en el juego de Ida en el Estadio Universitario.

ÓSCAR SÁNCHEZ