8 de diciembre de 2013 / 01:46 a.m.

Monterrey.- Mientras legisladores federales que integran la Comisión Especial de Casinos de la Cámara de Diputados informaban los avances en la consulta para realizar modificaciones a la ley, cientos de trabajadores de las casas de apuestas cerradas por el municipio de Monterrey protestaban contra la alcaldesa Margarita Arellanes.

Fue la primera manifestación del llamado TUCOM, Todos Unidos Contra la Corrupción en Monterrey, administración a la que acusan de favorecer a ciertos negocios.

Los manifestantes estimaron que la ofensiva del municipio contra los casinos ha dejado sin empleo a 6 ó 7 mil personas.

La protesta se dio afuera del EGAP, justo al concluir los trabajos de consulta de diputados federales que analizan las modificaciones a la Ley de Juegos y Sorteos.

Antes de la manifestación, la secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes defendió el trabajo realizado y sostuvo que todas las clausuras se mantienen ya que obtuvieron fallos legales a favor.

En la actual administración se han clausurado ocho establecimientos, y entre ocho y 10 siguen operando, algunos de ellos amparados.

Luis García