21 de mayo de 2013 / 11:44 p.m.

En este receso la directiva de Tigres está trabajando como "loca" para el beneficio de su afición, así lo dejó en claro el presidente auriazul, Alejandro Rodríguez.

"Nos tienen trabajando como locos.

"Tigres no se acaba, nuestra responsabilidad es nunca prometerle a la afición algo que no podemos cumplir, necesitamos crear un equipo los suficientemente fuerte para seguirse sosteniendo en donde debe de estar que es los primer cuatro lugares de la liga", señaló.

Rodríguez también fue claro en el aspecto de la revancha con Monterrey en el próximo torneo al asegurar que buscarán el triunfo en el próximo clásico ya que el dolor de lo pasado con los albiazules aún permanece.

"A mí me paran y me dice, oiga vamos por la revancha, pues traemos la espada clavada, parecemos película de vampiros, la gente dice, ya no aguanto la carrilla del equipo vecino.

"Nos duele profundamente y eso no nos hace que nos pongamos a reponer heridas, si no a responderle a la afición con un equipo que en el próximo clásico, aquí o allá salir a ganarlo", enfatizó.

En deuda con afición

Luego de no lograr el campeonato en Concachampions, Alejandro Rodríguez aceptó la deuda que se tiene con la afición felina, la cual quiere pagar ganando La Copa MX.

"Estamos en deuda con la cuestión de los torneos extra liga, para nosotros La Copa es un torneo extra liga, porque jugamos Libertadores, jugamos Concachampions o jugamos La Copa y lo que queremos es darle a nuestra afición la satisfacción de ser competitivos.

"Para eso estamos armando el equipo, para que también pueda los compromisos de La Copa salir abantes y porque no ganarla, ese es el interés que tenemos", finalizó.

Jair Ramos