19 de marzo de 2013 / 03:03 a.m.

El entrenador mexicano José Manuel de la Torre, afirmó hoy en una concurrida conferencia de prensa "trabajamos para traernos a casa los tres puntos que vamos a disputar en Honduras".

El estratega inició hoy en el Centro de Alto Rendimiento (CAR), la preparación táctica para el encuentro del próximo viernes en San Pedro Sula, en la segunda jornada del hexagonal de la Concacaf clasificatorio a la Copa del Mundo Brasil 2014.

Insistió en que para nada se entretienen en el entorno del encuentro, ya que se habla mucho de la presión externa que van a ejercer los aficionados, además del juego ríspido y pierna fuerte de los anfitriones.

"Tenemos que estar muy atentos y concentrados y las circunstancias las vamos hacer favorables y no nos pesen", dijo.

Luego del 0-0 ante Jamaica y el mal partido que dio el Tricolor, el pasado 6 de febrero en el Estadio Azteca, mencionó que "en todos los partidos hay presión, pero este no es de vida y muerte, sí marcará el rumbo del futuro, por sumar puntos".

Rechazó que su selección tenga que obtener un buen resultado en San Pedro Sula, para recuperar la confianza en los aficionados que abuchearon al Tricolor en el pasado juego, que fue ante Jamaica.

"Vemos el partido como una motivación de retomar a lo que hemos hecho bien. Aquel juego sólo fue un empate que no nos gustó a nadie. No estamos presionados de que sea un partido de vida o muerta, sí es un encuentro que marca un rumbo de puntaje y lo vemos como un reto más, para hacer un buen partido", dijo.

Notimex